MovilidadOpen SourceSO MóvilesSoftwareTabletas

Aquaris M10 Ubuntu Edition, la primera tableta Ubuntu

ubuntu_orange_hex
0 18 No hay comentarios

Fabricado por la española BQ, este dispositivo tiene capacidades multitáctiles y admite la conexión de ratón, teclado y pantalla externa en una experiencia convergente.

Ubuntu es más que un sistema operativo para ordenadores. Su rastro se extiende por servidores, la nube, aparatos del Internet de las Cosas y teléfonos móviles. Y ahora, además, ya tiene su propia tableta. Bautizada con el revelador nombre de Aquaris M10 Ubuntu Edition, esta tableta que acaba de ser presentada por sus responsables aporta unas cuantas sorpresas. En primer lugar, luce diseño español, ya que es fruto de la colaboración que Canonical mantiene desde hace un tiempo con el fabricante de nuestro país BQ. Además, puede presumir de ser el primer dispositivo que entrega una experiencia convergente de la plataforma open source Ubuntu con PC.

La convergencia es uno de sus aspectos más destacados de su propuesta. Aquaris M10 Ubuntu Edition combina movilidad y productividad en un mismo equipo. Ofrece una pantalla con capacidades táctiles pero también admite la conexión opcional de periféricos como un ratón y un teclado Bluetooth o una pantalla externa para transformar el dispositivo inicial de dimensiones limitadas en todo un ordenador. Y, por supuesto, las aplicaciones de la Ubuntu App Store se adaptan a las necesidades de cada momento. El software disponible para los usuarios de Ubuntu ha sido definido como responsive, en tanto que no tiene problemas para reaccionar a los movimientos de los dedos ni a un clic tradicional.

No consiste en “una interfaz de teléfono estirada al tamaño de escritorio, es la experiencia de usuario y el modelo de interacción correctos para la situación dada”, explica Jane Silber, CEO de Canonical, que considera que Aquaris M10 Ubuntu Edition ofrece “todo lo que has llegado a esperar de tu Ubuntu PC” en el plano móvil. “Además, en términos de aplicaciones, tenemos algo que ningún otro sistema operativo puede proporcionar”, asegura Silber, en referencia a “un framework visual único y un conjunto de herramientas para aplicaciones que se ejecutan en cualquier tipo de dispositivo Ubuntu inteligente”.

Esto significa que los desarrolladores que quieran crear contenido con el SDK de Ubuntu sólo tendrán que hacerlo una vez, sin importar el dispositivo. Entre las características atribuidas a la tableta se encuentran la navegación y la creación de documentos simplificadas, la organización de aplicaciones favoritas para un acceso rápido, los servicios integrados con notificaciones, las soluciones de comunicación o el soporte de la multitarea. El invento de Canonical y BQ sido preparado para mostrar en pantalla dos programas diferentes al mismo tiempo. A nivel puramente empresarial, promete seguridad basada en el sistema, así como compatibilidad con cliente ligero y la infraestructura de escritorio virtual.

Aquaris M10 Ubuntu Edition es un dispositivo con pantalla FHD multitáctil de 10,1 pulgadas y protección Dragontrail Asahi que mide 8,2 milímetros de grosor y pesa 470 gramos. Ha optado por el chip MediaTek MT8163A de cuatro núcleos a 1,5 GHz e incluye una batería LiPo de 7.280 mAh, cámaras Full HD y de 12 MP, memoria RAM de 2 GB y almacenamiento interno de 16 GB ampliables vía microSD hasta los 64 GB, como principales especificaciones técnicas. Los interesados en ver esta tableta de primera mano tendrán la oportunidad de conocer todos sus detalles durante la celebración del MWC 2016 entre el lunes 22 y el jueves 25 de febrero. BQ acudirá a esta feria de la movilidad con Aquaris M10 Ubuntu Edition, y también presentará su terminal Aquaris X5 Plus. Para la venta habrá que esperar algo más, hasta el segundo trimestre del año.

Los otros dispositivos de BQ

Fuente-Shutterstock_Autor-Grasko_open source“Aquaris M10 Ubuntu Edition es nuestro tercer dispositivo móvil que llega con Ubuntu. Nuestros clientes estaban encantados con los teléfonos Aquaris E4.5 Ubuntu Edition y Aquaris E5 HD Ubuntu Edition, y nosotros estamos entusiasmados de ser el primer OEM que entrega la experiencia convergente de Ubuntu”, ha declarado sobre esta innovación Rodrigo del Prado, director general adjunto de BQ. “Es esta clase de innovación la que hace a BQ y Ubuntu encajar tan bien”. BQ fue elegida por Canonical en 2014 como uno de sus socios móviles, junto a Meizu. Y a principios de 2015 se lanzó el primer smartphone Ubuntu de la historia, con pantalla de 4,5 pulgadas, procesador quad core de MediaTek a 1,3 GHz, almacenamiento interno de 8 GB y cámaras de 5 MP y 8 MP por 169,9 euros.

Aquaris E5 HD Ubuntu Edition llegó tan sólo unos meses después a un precio algo superior, de 199,9 euros. En su caso opta por las 5 pulgadas de tamaño, con una resolución de 720×1.280 píxeles. Mantiene el diseño de MediaTek a 1,3 GHz pero sube a los 16 GB de almacenamiento. Sus cámaras son de 5 MP la delantera y de 13 MP la trasera. En ese momento, BQ ya calificaba de “muy satisfactorio” el trabajo con Canonical. “Compartimos la misma filosofía y el mismo compromiso con el Open Source y el software libre”, decía su CEO Alberto Méndez, señalando que “en BQ nuestro objetivo es ayudar a las personas a entender la tecnología, animarles a utilizarla e inspirarles a desarrollarla, por lo que para nosotros es fundamental la oportunidad de creación que ofrece Ubuntu”. Una oportunidad que ahora llega en forma de convergencia.

Licenciada en Xornalismo por la Universidad de Santiago de Compostela en la especialidad de Periodismo Electrónico y Multimedia. Apasionada de los gadgets, la fotografía digital, el diseño web y el arte. Tras un primer contacto con el mundo de la prensa escrita y con la suficiencia investigadora debajo del brazo, me decanto por los medios online. Cubro la actualidad informativa en Silicon Week desde marzo de 2011, además de colaborar en otras publicaciones del grupo NetMediaEurope en España como Silicon News. Ahora en Silicon.es.

Sígame