Archivan la demanda más antigua contra sitios P2P en España

Cloud
0 0 3 comentarios

Un juzgado madrileño ha sobreseído la demanda contra los sitios ‘donkeymania’ y ‘edonkeymania’, la más antigua en España ya que se remonta al año 2002. Como en la decena de fallos (la mayoría firmes) que ha plasmado la justicia española, en este caso no encuentran indicios de delito en la actividad de estos portales que recopilaban enlaces para la red de intercambio de archivos edonkey. Lo peor es que las web fueron cerradas de forma cautelar en el año 2003. ¿Quién resarce ahora por los perjuicios de un cerrojazo sin fundamento jurídico?

Eran los comienzos del nuevo siglo y la red de intercambio de archivos edonkey era la absoluta dominadora en Internet para compartir archivos antes del auge de BitTorrent o de los servicios de descarga directa.

Portales como edonkeymania eran de los más conocidos junto a la mítica Spanishare, el mayor sitio web de la historia del P2P en España. Organizaciones internacionales como la MPAA o la RIAA ya empezaban a hacer de las suyas con demandas masivas a los grandes motores de búsqueda y sitios de enlaces, una estrategia que la SGAE y otras comenzaron a utilizar en España.

Curiosamente, la demanda a edonkeymania (a la que posteriormente se incorporaron la SGAE y sucedáneas) vino de una compañía llamada ‘El Derecho’ que comercializaba software profesional de leyes y jurisprudencia. Una compañía que en 2004 fue condenada por piratear la enciclopedia Aranzadi y se produjo un gran escándalo ya que ‘El Derecho’ era el suministrador oficial de sentencias del Tribunal Supremo.

O sea, quien demandaba a edonkeymania, era el verdadero pirata y encima su software era utilizado por la justicia española. Caso rocambolesco pero que consiguió su objetivo con un cerrojazo cautelar del portal P2P en medio de gran fanfarria policial y de las sociedades de derechos de autor. Era lo que éstas perseguían porque además otras aún con más enlaces y usuarios como la mencionada Spanishare se replantearon su existencia ante la presión de futuras demandas. Un caso que como leemos en El Mundo digital termina en nada, con un fallo que archiva el caso y aunque es recurrible no llegará a ninguna parte como el resto de demandas contra web en España.

La pregunta es obligada ¿Quién resarce ahora por los perjuicios de un cierre cautelar sin fundamento jurídico alguno? Las sociedades de derechos consiguieron cerrar webs pero ¿ha disminuido la piratería? ¿han conseguido vender más discos siete años después? Ya sabéis la respuesta.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor