ARM aporta nuevas propuestas para el Internet de las Cosas

Innovación

La presentación de mbed Device Connector, mbed OS Technology Preview, mbed Wearable Reference Design y mbed Smart City Reference Design completa la oferta de ARM para despliegues IoT seguros y a escala.

Si los drones son parte del futuro, y consultoras como Juniper Research le encuentran potencial dentro del mercado de consumo, el fenómeno del Internet de las Cosas o IoT no se queda atrás.

Esta red de dispositivos conectados suele acaparar titulares por su potencial. Son muchas las compañías tecnológicas que aportan su granito de arena, como ARM, que viene de aumentar su cartera de recursos para empresas con el anuncio de un servicio, un sistema operativo y un par de diseños de referencia integrados en el marco de ARM mbed IoT Device Platform.

El servicio se llama mbed Device Connector y se caracteriza por ser gratuito. Puede utilizarse, como su propio nombre indica, para temas conexiones pero siempre y cuando impliquen a un máximo de 100 dispositivos. Otras de sus características o ventajas serían el trabajo con aplicaciones, la gestión segura y la integración cloud.

En cuanto al sistema operativo, se trata de la versión mbed OS Technology Preview para MCUs que se sirven de ARM Cortex-M. Y los dos mbed Reference Designs se llaman mbed Wearable Reference Design y mbed Smart City Reference Design, ambos pensados para acelerar implementaciones.

No en vano, lo que busca ARM con su propuesta es hacer que se pierda menos tiempo en las tareas de diseño de hardware, además de potenciar ciertas capacidades como la escalabilidad.

“Los socios de ARM mbed tienen ahora acceso a bloques de construcción fundamentales para desarrollar y desplegar de forma segura dispositivos IOT a cualquier escala”, explica exactamente Krisztian Flautner, director general del negocio IoT de ARM.

“Desde el lanzamiento de mbed IoT Device Platform el año pasado”, continúa Flautner, “hemos centrado nuestros esfuerzos en proporcionar a mbed Partnership las herramientas para escalar despliegues desde un único sensor conectado a la nube hasta una serie de dispositivos más complejos que las soluciones IoT de nivel empresarial demandan”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor