ARM implementará virtualización en sus nuevos chips

CloudDatacenterMovilidadPCProveedor de ServiciosProyectosRedes inalámbricasWorkspace
0 0 1 comentario

Los futuros procesadores Cortex A, inicialmente diseñados para dispositivos móviles, podrían encaminarse hacia el negocio de servidores de bajo coste gracias a las nuevas instrucciones de virtualización a nivel de chip.

El fabricante ARM, presente en gran cantidad de dispositivos móviles a través de sus procesadores, ha llevado a cabo una conferencia en la Hot Chips Conference en la que asegura estar muy cerca de implementar instrucciones de virtualización a nivel de hardware en sus nuevos procesadores Cortex A.

Esta noticia supone abrir una nueva puerta en dirección al negocio de servidores de bajo coste, en especial aquellos utilizados en plataformas de cloud computing.

No es una locura pensar que chips diseñados inicialmente para dispositivos móviles estén presentes también en centros de datos. De hecho, otros fabricantes y ensambladores como SeaMicro ya lo están haciendo con otros diseños como los Intel Atom.

Parece impensable, pero los chips para móviles podrían extenderse al mercado de servidores
Parece impensable, pero los chips para móviles podrían extenderse al mercado de servidores

De hecho, la potencia de los chips de última generación para dispositivos móviles podría compararse a la que ofrecían los procesadores para servidores de hace pocos años. La diferencia fundamental radica en el consumo energético y, por ende, en el calentamiento, parámetros muy inferiores en el primer caso.

Dave Brash, director de arquitectura en ARM, ha indicado durante su charla que están muy cerca de conseguir implementar estas instrucciones para virtualización en sus chips Cortex A. Más aún, ha hablado de otras compañías especializadas en este campo, como es el caso de VMware, que ya están preparadas para lanzar un hypervisor que sea compatible con el diseño de los nuevos chips de ARM.

“El nuevo diseño de los Cortex A se conforma como una progresión natural hacia el área de servidores de bajo coste”, ha asegurado Brash.

Es cierto que la industria sigue manteniendo sus diseños para que sean compatibles con las arquitecturas predominantes x86 o RISC. Sin embargo, las nuevas necesidades de las organizaciones, en especial los proveedores de servicios cloud, podrían variar esta tendencia para conseguir un importante ahorro de costes en materia energética.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor