ARM: “Seremos mejores en ordenadores que Intel en smartphones”

MovilidadPCProveedor de ServiciosProyectosWorkspace
arm inside

La firma británica confía en conseguir un 10-20% del mercado mundial de portátiles en sólo un par de años, frente al 5-10% que predice para su rival en el de los teléfonos móviles.

Este año Intel ha decidido apostar fuerte por el sector de los portátiles ultraligeros o ultrabooks, y también por el de los dispositivos móviles, como las tabletas y los smartphones. Sin embargo, su rival a batir en este último segmento, ARM Holdings, se muestra confiado de su solvencia e incluso de su capacidad para hacer mella en la actual cuota de mercado de los de Santa Clara.

Warren East, CEO de ARM Holdings

En declaraciones a The Wall Street Journal, el CEO de ARM, Warren East, ha establecido entre el 10% y el 20% el porcentaje de ordenadores portátiles que dentro de un par de años portará chips de bajo consumo diseñados por sus trabajadores y construidos por socios como Nvidia, Samsung Electronics, Qualcomm y Texas Instruments. En comparación, el directivo cree que Intel sólo será capaz de reclamar un 5% o un 10% del mercado smartphone.

¿Qués es lo que tiene que decir Intel al respecto? El homólogo de East en la compañía de Santa Clara, Paul Otellini, declaraba hace unas semanas que “sería una gran decepción si en unos pocos años no nos convertimos en un nombre a tener en cuenta” en el sector móvil.

Actualmente Intel domina las esferas de los PC tradicionales y los servidores, y acaba de lanzar su nueva generación de chips “Ivy Bridge” de 22 nanómetros y arquitectura de transistor Tri-Gate en tres dimensiones. Esta tecnología promete mejorar el rendimiento de los equipos al tiempo que reduce su consumo de energía. Y eso no es todo. También ha presentado el primer teléfono basado en la tecnología “Medfield”, XOLO X900, y ha firmado pactos de fabricación con Lenovo, Motorola Mobility, ZTE en China y Orange en Francia.

Si bien East cree que XOLO es un “teléfono inteligente perfectamente adecuado” y que Intel puede convertirse en un “contendiente totalmente creíble”, contrarresta sus opiniones señalando que a día de hoy existe una veintena de fabricantes de chips orientados a este tipo de dispositivos y que a estas alturas será difícil rebasarlos a todos. Esto es, “va a ser muy complicado para Intel convertirse en algo más que uno de tantos fabricantes”.

¿Y ellos? ARM se verá respaldada por el próximo lanzamiento de Windows 8, un sistema operativo que por primera vez en la historia de las plataformas de Microsoft podrá instalarse en dispositivos con systems-on-a-chip de la firma británica, aparte de en tradicional arquitectura x86. A pesar de que Windows RT no podrá ofrecer el mismo lote de funcionalidades que otras versiones, East no está preocupado.

“En buena parte de los actuales PCs de consumo la gente sólo busca ejecutar un navegador de Internet, un paquete de correo electrónico, algunas aplicaciones de Office y Adobe Photoshop o algo parecido. No quieren mucho más”, comenta el CEO de ARM. “Por lo tanto, podemos incluir los procesadores ARM en el corazón de estas computadoras y satisfacer un montón de requisitos de uso” sin mayores problemas.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor