Arma secreta de Intel en DataCenters: aire exterior

CloudServidores

Un proyecto de investigación realizado en el desierto de Nuevo México, demostró que la sustitución del aire acondicionado por instalación de tuberías con aire exterior, no aumentó significativamente la tasa de fallos en los servidores y produjo un ahorro impresionante del coste energético necesario para su refrigeración.

“Los servidores fueron sometidos a una considerable variación en temperatura y humedad, así como a la deficiente calidad del aire. Sin embargo, no hubo aumento significativo en el tasa de errores”. “Si la investigación confirma estos prometedores resultados, utilizaremos este enfoque en el futuro en centros de datos de alta densidad”, dice el documento de Intel.

La compañía estima un ahorro anual de 143.000 dólares en refrigeración de un pequeño centro de datos de 500kW. Una cifra que se eleva a casi tres millones de dólares en DataCenters de 10MW.

El proyecto de Intel es un desafío a las hipótesis acerca del funcionamiento óptimo de los centros de datos. Para la investigación utilizó un filtro de aire común que retenía únicamente las partículas más grandes de polvo. Aún así la tasa de errores aumentó sólo a un 4,46% frente al 3,83% de instalaciones refrigeradas por aire acondicionado. Algo admisible teniendo en cuenta el ahorro energético que conlleva y demostrando según la compañía que es posible la creación de centros de datos en regiones desérticas sin las carísimas instalaciones de aire acondicionado.

vINQulos
ZDNet

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor