La arroba cumple 25 años en los mails españoles

Empresas

Hace un cuarto de siglo, Juan Quemada y Fernando Fournón enviaron el primer mail con @: “no nos acordamos de que ponía”.

“Posiblemente sea la pregunta del día y no sea muy original, pero… ¿qué fue lo que escribieron en ese primer mail”.
Juan Quemada se ríe y nos confiesa que no, la pregunta no es muy original. “La respuesta tampoco lo es porque no nos acordamos”. Quemada era en 1985 profesor adjunto de la Cátedra de Comunicación de Datos de la ETSI de Telecomunicación de la Universidad Politécnica de Madrid y fue también el primero en incorporar la arroba a las comunicaciones en España, junto con el entonces doctorando Fernando Fournón. Posiblemente fuese un mensaje de prueba en inglés, comenta, un hola que tal, ¿habéis recibido bien esta prueba?
Quemada es ahora profesor en la Escuela de Ingeniería de Telecomunicaciones de la Universidad Politécnica de Madrid y el protagonista junto con el hoy ingeniero de telecomunicaciones Fernando Fournón de la efeméride TIC del día. Hoy se cumplen 25 años desde que se conectaron al nodo mcvax de EUNET (red europea de USENET) en Amsterdam, “unas máquinas muy populares”, un correo multiplataforma… y con arroba. “No fue el primer mail de España”, explica Quemada, recordando que antes ya se podían mandar correos electrónicos unos a otros aunque los servicios de correo eran “propietarios”. Es decir, dentro de la Politécnica podían mandarse correos. O de ordenador IBM a ordenador IBM. Pero nada como lo que ahora puede hacerse (desde el Dell del trabajo al HP de casa; desde el servicio de Gmail al Hotmail de Microsoft). La arroba era la llave “para un servicio abierto, para que todo el mundo se hablase”.
Ahora, 25 años después, es muy fácil jugar al adivino y pensar que en 1985 lo más lógico e inteligente era dar el salto a la arroba. Aunque entonces, como ahora sucede con las tecnologías emergentes, había que tener un poco de pionero para lanzarse a probar esos nuevos servicios. Como acabará explicando Quemada, en 1985 sólo había correo postal y los faxes y los telex eran algo que estaba empezando a ganar popularidad.
Para Quemada, fue la “idea” de internet la que los sedujo para probarlo. “Vimos el potencial de la filosofía de internet y simpatizábamos con la idea”, explica. Internet era algo abierto y que además era libre. Todo estaba montado sobre software libre, lo que hacía muy sencillo y accesible el experimentar sobre ello.
“Internet es un espacio de libertad”, contesta, interpelado sobre si no es al final paradójico que 25 años después se sigue cuestionando la libertad, la neutralidad, de la red. “Después están los intereses comerciales”, explica, recordando que “esto ha ocurrido toda la vida”. En los 80 las operadoras de telecomunicaciones querían frenar a la red y al acceso de los consumidores a ella, porque preferían un acceso a servicios que ellos pudiesen controlar.
 
*La Politécnica ha organizado una mesa redonda para celebrar el 25 cumpleaños de la arroba en España

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor