Arsys seguirá potenciando sus servicios cloud y virtualizados

CloudIaaSVirtualización

El Proveedor de Servicios nacional ha visto durante el último año cómo su negocio sigue evolucionando hacia la nube gracias en gran medida a CloudBuilder, pionero a nivel europeo como IaaS.

En tiempos de crisis y con una gran competitividad internacional, el Proveedor de Servicios Arsys ha mantenido durante el último año un volumen de negocio cifrado en 41 millones de euros, lo que supone mejorar los resultados un 4% con respecto al año anterior.

El motivo no es otro que su rotunda apuesta por los servicios basados en cloud computing y virtualización, que han permitido a sus clientes conseguir una mayor eficacia a la hora de mantener sus negocios en Internet gracias a las bondades de este tipo de tendencias en la nube. El servicio CloudBuilder, lanzado durante 2010, es uno de los principales responsables de ello.

Faustino Jiménez, CEO de la compañía, ha conseguido que Arsys sea pionera a nivel europeo en servicios IaaS
Faustino Jiménez, CEO de la compañía, ha conseguido que Arsys sea pionera a nivel europeo en servicios IaaS

Lo cierto es que para un ISP como Arsys, la adopción del cloud computing y la virtualización no ha debido ser un proceso fácil, pero según nos comenta Faustino Jiménez, CEO de la compañía, “la apuesta por esta transición nos ha permitido mejorar nuestro negocio y el de los clientes, por lo que estamos satisfechos de haber sido pioneros a nivel europeo con respecto a este tipo de Infraestructuras como Servicio”.

En este sentido es destacable que las actividades IaaS de Arsys ya suponen el 43% de las altas en nuevos servidores de la compañía, multiplicándose durante el último año el número de clientes que se decantan por este tipo de servicios cloud.

“La experiencia de los clientes y el trato con ellos ha cambiado radicalmente. Hasta ahora, debían hacer frente a elevadas inversiones anuales en materia de hospedaje de servicios y demás, algo que ya no sucede necesariamente ya que tan sólo pagarán por el uso real que estén dando a la infraestructura”, afirma Jiménez. “Por otra parte, también ha cambiado radicalmente la cultura que podían ver físicamente su servidor, ya que hoy su servicio puede estar en un determinado rack y mañana en otro”.

Jiménez ponía como claro ejemplo el dilema al que se debían enfrentar sus clientes antes de dar el salto a la virtualización. Era un importante problema adquirir un servicio que en primera instancia se quedara grande para sus negocios, pero era una decisión irremediable para estar preparados para futuros crecimientos: “El mayor problema radicaba en adquirir un servicio insuficiente que se quedara corto para las necesidades reales de los negocios, algo que ponía en peligro la continuidad de estas empresas”. Jiménez asegura que es esto ya no es un problema, sino “una ventaja gracias a la escalabilidad y eficacia que ofrecen los sistemas de Arsys”.

En la actualidad, Arsys cuenta con tres grandes centros de datos y mantiene una inversión en I+D+i en torno al 12% con respecto a su facturación anual. “Seguiremos dando importantes pasos en materia de cloud computing y virtualización mucho más allá de nuestro buque insignia CloudBuilder”, apuntaba durante el encuentro Jiménez.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor