“La virtualización proporciona flexibilidad en la administración de datos”

AlmacenamientoCloudDatos y AlmacenamientoVirtualización

Paul Phillips, gerente de Brocade en el Reino Unido, defiende el Sistema de
Ficheros Distribuidos para organizar la información de una compañía.

Las necesidades de almacenamiento aumentan hasta tal punto que las empresas
empiezan a tener problemas para enfrentarse a ello. Muchos factores contribuyen
al enorme crecimiento de las necesidades de almacenamiento en red. Esto incluye,
entre otros, la integración cada vez mayor de las Redes WAN, o la creación de
grandes cantidades de datos. Así, es muy importante que las empresas encuentren
nuevos caminos para organizar de forma eficaz sus datos y sus entornos.

Los problemas que surgen al gestionar grandes cantidades de datos no son
escenarios para ser tratados en el futuro; de hecho, los administradores ya se
están enfrentando a problemas concretos. Por ejemplo, la capacidad de
almacenamiento de datos distribuidos no se está usando correctamente. Un informe
elaborado por el Grupo Gartner revela que sólo se está utilizando el 30-40 por
ciento de la capacidad de almacenamiento de redes de datos distribuidas.
Contraponer el 80 por ciento del uso de la capacidad de almacenamiento en
entornos de ‘mainframe’ es una proporción poco eficaz. Además, hay que añadirle
el alto coste en gestionar el almacenamiento distribuido.

Otro estudio de Gartner revela que el coste del almacenamiento y su gestión
administrativa asociada ascienden a más del 75 por ciento del presupuesto en TI
de la empresa. En vista de que las necesidades de almacenamiento están
aumentando más de un 100 por ciento cada año, las empresas no pueden simplemente
añadir nuevo hardware o contratar a más administradores para gestionar la carga
adicional. Se necesita una arquitectura de almacenamiento de red central bien
diseñada; algo que antes no era posible en sistemas distribuidos de
almacenamiento bajo entornos de Windows.

La solución está en la virtualización abierta

En un mundo perfecto, una empresa podría simplemente contener, o al menos
controlar, el flujo de datos más importante, pero es más bien una utopía. Lo r
ealista es que la solución debe conllevar una reducción en el coste del
almacenamiento. Una virtualización abierta es la mejor tecnología de gestión de
almacenamiento para hacer esto, ya que permite a los administradores ordenar los
datos de forma lógica, o en otras palabras, de forma independiente de la
localización física de almacenamiento. Abierta se refiere a que la solución de
virtualización se basa en plataformas estandarizadas ya existentes (como
Sistemas de Ficheros Distribuidos de Microsoft- DFS, Sistemas de Nombre de
Dominio – DNS), y puede gestionar recursos futuros o ya existentes
independientemente del proveedor o tecnología del sistema. Los usuarios podrían
entonces acceder a su información de ficheros de manera lógica, sin tener que
recordar la ubicación física de esos ficheros, algo similar a la manera en que
los usuarios acceden a las páginas web de Internet.

Entonces, ¿qué es la virtualización para los datos? El primer objetivo es
proteger a los usuarios de la complejidad de la arquitectura física de
almacenamiento y el segundo es permitir a los administradores gestionar este
nivel físico sin dificultar el acceso de los datos a los usuarios. Respecto a lo
que se refiere al almacenamiento en concreto, la virtualización es la
centralización de los sistemas de almacenamiento de datos distribuidos que
pueden ser entonces considerados y gestionados como unidades individuales. La
virtualización implica la agrupación de datos de varios tipos de sistemas
heterogéneos de almacenamiento (como DAS, DAS+SAN y NAS), y proveedores. La
virtualización del almacenamiento proporciona a los administradores más
flexibilidad en el tratamiento de los datos y permite la gestión integrada de
componentes lógicos y físicos.

Creación y gestión del nivel lógico

El nivel lógico a menudo se refiere a ‘espacios de nombres’, que es lo que un
usuario ve: una versión resumida de los sistemas de almacenamiento en red que
de cara son presentados como una única unidad de almacenamiento. La creación y
gestión de los espacios de nombres es igual de importante que la administración
física de recursos de almacenamiento, y la virtualización de ficheros facilita
su creación y mantenimiento.

El espacio de nombres consigue presentar los datos a los usuarios basándose
en la funcion que desempeñen y el departamento al que pertenezcan, de manera
transparente, e independientemente de su localización física. De esta forma, las
arquitecturas de almacenamiento y las estructuras de localización respectivas
están ocultas al usuario.

Los cambios reales a la estructura física de los datos (migraciones,
repliacaciones, presentaciones alternativas ante caídas, etc..) no conducen a
error. Gracias al nivel lógico, los datos permanecen en su localización para los
usuarios y aplicaciones, y se garantiza el acceso. Esta separación entre el
usuario y el dato físico es el primer paso en la gestión eficaz de datos.

Sistema de Ficheros Distribuidos (DFS)

DFS es la plataforma de Microsoft sobre la que otros proveedores pueden basar
sus soluciones de almacenamiento. Puesto que es un componente del Servidor
Microsoft, los proveedores pueden desarrollar las soluciones de virtualización
de almacenamiento utilizándolo como la base, porque a partir de la versión
Windows 95, los clientes de Windows pueden estar integrados en un DFS. El
servicio DFS permite a los proveedores como Brocade gracias a Storage X
desarrollar, construir y gestionar estructuras DFS; además de desarrollar
soluciones para problemas centrales de almacenamiento como recuperación ante
desastres, migración de datos, consolidación de servidores, gestión de
almacenamiento de usuario, inclusión y configuración de nuevos almacenamientos u
optimizar capacidades de almacenamiento ya disponibles. Todo siempre de manera
transparente para el usuario.

De hecho, DFS puede ayudar a resolver muchos problemas urgentes de
almacenamiento en grandes empresas. Esto incluye tareas como la consolidación y
estandarización de la gestión en dispositivos NAS heterogéneos, gestión en
‘caliente’ (sin paradas) de los ficheros del usuario, consolidación del sistema
de servidor y almacenamiento; así como garantizar la disponibilidad de datos no
interrumpidos en caso de caída de algún sistema.

Las plataformas basadas en DFS tales como StorageX de Brocade facilitan el
uso del DFS y le añaden las funcionalidades más importantes. Explota el
concepto de espacio global nombres, sacándole el máximo rendimiento y partido;
además de añadir herramientas de replicación de datos y de gestión de informes
de nuestro almacenamiento. En cuanto se crean estructuras DFS (espacios de
nombres), StorageX permite ahorrar días si no semanas en tiempo de implantación
y administración.

La virtualización de ficheros optimiza la administración y el fácil manejo de
Microsoft DFS y permite la gestión centralizada de raíces distribuidas y una
virtualización lógica de un sistema de ficheros distribuido.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor