Ashley Madison hace frente a las consecuencias de las filtraciones de datos de sus usuarios

CiberguerraSeguridad

La compañía, que será demandada por varios clientes, ofrece una recompensa por información sobre los hackers, después de conocerse dos suicidos posiblemente vinculados a las filtraciones.

La filtración masiva de información de clientes del portal de citas extramatrimoniales Ashley Madison está teniendo sus primeras consecuencias. La semana pasada, el grupo de hackers que pirateó la web colgó dos archivos, el primero con datos personales y el segundo incluyendo también emails de directivos.

Según informaba el lunes la policía de Toronto y recogía Reuters, dos personas podrían haberse suicidado como consecuencia de la filtración de los datos. Las autoridades canadienses no han revelado mucho, limitándose a decir que han recibido “informes no confirmados.”

Avid Life Media, la empresa propietaria de Ashley Madison y otras páginas de contactos, ha decidido ofrecer una recompensa de casi 380.000 dólares por los hackers.

Las autoridades canadienses también han alertado de una posible ola de extorsiones y chantajes. De hecho, una reportera de Bloomberg cuyos datos estaban en la web por un artículo que escribió para su medio ha reportado ya un caso de acoso, al recibir mensajes por teléfono de un desconocido.

La empresa podría enfrentarse a consecuencias legales, ya que están empezando a llegarles instancias como la demanda colectiva de un grupo de abogados que piden 760 millones en daños para sus clientes canadienses usuarios de la página, que han visto su información personal comprometida.

Y por si la reputación de la compañía no hubiese sido suficientemente cuestionada, un nuevo hallazgo añade más leña al fuego. Krebsonsecurity, el blog que destapó el ataque, ha descubierto un intercambio de emails entre los correos filtrados de un ejecutivo de la compañía y su fundador, Noel Biderman, que deja entrever que, al menos en una ocasión, el primero hackeó otra web de contactos, haciéndose con su base de usuarios.

El grupo autodenominado The Impact Team robó los datos de Ashley Madison en julio, aunque no fue hasta la semana pasada que comenzó a filtrarlos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor