Así aprovechan los cibercriminales las técnicas de ingeniería social

Workspace

Un nuevo informe presentado por Intel Security explica las técnicas que están empleando los cibercriminales para llevar a cabo sus acciones delictivas en internet.

Con el título de Hacking The Human OS, la empresa de seguridad informática Intel Security ha desvelado las últimas técnicas de ingeniería social que utilizan los cibercriminales para obtener información y dinero de sus receptores.

El informe, que cuenta con el apoyo del Centro Europeo del Cibercrimen de la Europol, expone un dato preocupante, ya que asegura que las técnicas que emplean los hackers son cada vez más sofisticadas y complicadas de detectar.

Raj Samani, EMEA CTO de Intel Security, asesor del Centro Europeo del Cibercrimen de la Europol y autor del informe, ha comentado que “lo más común que nosotros vemos cuando investigamos brechas de datos es el uso de ingeniería social para obligar al usuario a hacer algo que facilite la infección de malware sin que sea consciente de ello”.

Por su parte, Paul Gillen, Director de Operaciones del Centro Europeo del Cibercrimen de la Europol ha alertado de que “los cibercriminales no necesitan necesariamente un gran conocimiento técnico para conseguir sus objetivos”.

En ese sentido, el directivo afirma que los hackers persuaden a sus víctimas “para que abran adjuntos aparentemente legítimos o pulsen en un enlace en el cuerpo del correo electrónico que parece proceder de fuentes conocidas”.

Asimismo, en Intel Security explican que los ataques de Ingeniería Social se basan las técnicas conocidas como Hunting y Farming.

La primera tiene como objetivo extraer información a través de una interacción mínima con el objetivo, que termina una vez que se ha conseguido la información.

La segunda tiene como misión establecer una relación continuada en el tiempo para “exprimir” al máximo a la víctima y extraer gran cantidad de información.

Por otra parte, se señala que ha aumentado el número de URLs sospechosas, aprovechando las URLs cortas tan de moda en la actualidad, así como el hecho de que dos tercios de los emails de todo el mundo son ahora spam destinado a la extorsión para obtener dinero e información confidencial del receptor.

Por último, Javier Perea, regional director de Intel Security España, ha denunciado que “las amenazas de ingeniería social son peores que el malware más intrusivo, ya que es más difícil protegerse frente a ellas.”

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor