Así confunde al comprador la publicidad de los smartphones

Empresas

El 46% de los usuarios del iPhone 4 piensa que su terminal es, en realidad, un terminal 4G.

El marketing es ambiguo y confuso cuando tiene que vender teléfonos móviles inteligentes. Lo dice un estudio de Analysys Mason, una consultora especializada en TI, que ha estudiado cómo los smartphones convierten (o no) en el objeto de deseo de los compradores con sorprendentes consecuencias.

La primera es esa: los mensajes que mandan las empresas sobre sus productos son demasiado etéreos, demasiado poco precisos, por lo que el comprador acaba confundido. La publicidad que las operadoras de telefonía hacen del iPhone y los nombres de las versiones (que Apple bautiza con el genérico iPhone y un número) ha creado una curiosa confusión: el 46% de los usuarios del terminal piensa que su iPhone 4 es, en realidad, un terminal 4G.

“Los consumidores están, de forma mayoritaria, mal informados sobre que es el 4G y que permite“, señala el autor del informe, Martin Scott, apuntando que está en manos de las operadoras y su capacidad de comunicar los beneficios del LTE y el 4G el que los consumidores se apunten al salto a estas tecnologías.

Prácticamente la mitad de los consumidores que no tienen un smartphone tampoco están interesados en hacerse con uno: su elevado precio y la sensación de que no necesitan todo lo que ofrece son, según el estudio, las razones de este desinterés.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor