Crónica de una muerte anunciada: Así “desaparecerá” Flash de Chrome

NavegadoresWorkspace

A partir de octubre de 2017, todas las páginas que quieran ejecutar contenido en Flash (en vez de usar HTML5) solicitarán permiso expreso a los internautas.

Hace tiempo que Google está interesada en facilitar la transición desde Flash a HTML5 en su navegador Chrome. Una transición que, entre otras cosas, facilita una reducción del consumo de batería en los dispositivos que utilizan los internautas para consultar páginas web.

Recientemente, en septiembre, comenzó a pausar el contenido secundario de plug-ins, decisión que afectaba directamente a muchos anuncios en Flash. Ahora, la compañía de Mountain View insiste en sus planes de pasarse a HTML5 por defecto con el objetivo de crear “una experiencia más segura, más eficiente en energía”.

Que Chrome adopte HTML5 por defecto significa que recurrirá siempre a esta tecnología, salvo que los usuarios indiquen de forma voluntaria e inequívoca que quieren utilizar Flash en determinadas ocasiones. El caso es que Google acabará requiriendo siempre el permiso del usuario para la ejecución de Flash.

Según ha detallado la empresa en un post publicado en uno de sus blogs oficiales, la medida favorable a HTML5 está vigente para el 1 % de las personas que utilizan la última versión de su navegador, Chrome 55, y para el 50 % de quienes se han animado a probar la beta de Chrome 56. Cuando se lance Chrome 56 de forma estable el próximo mes de enero, se habilitará para todos los usuarios.

Y, a pesar de que a partir de enero los usuarios de Chrome deberán decidir si quieren usar Flash o no en aquellos sitios que visiten por primera vez, para octubre se pedirá permiso en todas las páginas.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor