Así es el metro sin conductores de Sao Paulo

ComponentesWorkspace

Vagones que llegan silenciosos y puntuales, puertas que se abren y se cierran dejando entrar y salir a los pasajeros y el metro sigue su camino de estación en estación sin que haya un ser humano conduciendo el vehículo. ¿Una visión del mañana? Es lo que sucede cada día en el metro de Sao Paulo (Brasil) donde más de 700.000 pasajeros viven a diario la experiencia de un transporte urbano completamente automatizado.

Se trata de la Línea 4 de la ciudad, conocida también como Línea Amarilla, y es posible gracias a la tecnología de Hyundai y Siemens.

Un pequeño paso para Sao Paulo, una ciudad que supera los 20 millones de habitantes, con 9 millones de pasajeros diarios del transporte público y que es pionero en la progresiva implantación de este tipo de medio colectivo, que ya está comenzando a ampliarse en otras cinco estaciones automatizadas en las que participa la empresa española Isolux Corsán.

Las locomotoras carecen de conductor pero el sistema es controlado desde un centro de mando en las afueras de la ciudad con sólo cuatro personas en días de poca actividad y ocho en jornadas de tráfico intenso. La automatización y el control a distancia ha permitido mejorar le eficiencia de este tipo de transporte logrando que un trayecto que tardaba en hacerse 20 minutos ahora se haga en 3 minutos con tiempos de espera de sólo 75 segundos.

Además se ha alcanzado una mayor eficiencia energética y goza de una indudable ventaja: inmunidad frente a las huelgas. Actualmente  operan 14 trenes por turnos trasportando 84 vagones y en una segunda fase se ampliará a otros 15 trenes, también sin conductor.

vINQulo

El Mundo

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor