Así es ya el aula del futuro

Empresas

El proyecto se estrena hoy en Bilbao y prevé la apertura de 10 aulas repartidas por toda la geografía española en un un futuro inmediato.

Hoy se presenta el “Aula Demo” de Aulatecnia en la Universidad de Magisterio de Bilbao, Begoñako Andra Mari, una unión de fuerzas para construir el aula del mañana.

El proyecto de Aulatecnia, un grupo de empresas que han trabajado para el desarrollo de una solución para dar respuesta a la inserción de las TIC en el ámbito educativo, es una solución global, de carácter pionero, llevada a cabo gracias a la unión de instituciones educativas, empresas y familias. La pretensión última es acercar las TIC al ámbito educativo.

La apertura en la Escuela Universitaria de Magisterio de Bilbao dará la posibilidad de formar a actuales y futuros docentes y de acercar las herramientas TIC y su manejo. Esta “Aula Demo” es la primera de otras 10 que prevén abrirse a corto plazo por toda la geografía española, la más cercana es la apertura a finales de octubre de una en Valencia.

La inversión tiene diversos focos. Para empezar, el equipamiento es vital, y en él han participado empresas como Digital-Text, Educaline, Intel, Microsoft o Smart. Cada alumno contará con un netbook con el que atenderán las directrices de un profesor, que contará con un equipo. Habrá una pizarra digital y un servidor de almacenaje. Asimismo se han desarrollado un software educativo y soluciones de gestión que faciliten la operación.

El otro foco tiene que ver con asumir el reto de formar a los docentes en su incursión en las nuevas tecnologías. Javier García de Icuña, de Aulatecnia, admite que hay un cierto desconcierto entre el profesorado debido probablemente al vacío formativo que ha habido hasta el momento, pero es optimista y asegura que hay un “espíritu perfecto” para llevar a cabo el proyecto.

Con respecto a la inversión necesaria para desarrollar la iniciativa, García de Vicuña asegura que “no hay un plan generalista”. “No sólo es cuestión de informatizar un aula, es cuestión de darle un sentido a todo esto”, afirma.

Se valoran presupuestos diferentes de acuerdo con las necesidades de cada centro; se analizan las características de trabajadores y familias pasando por las posibilidades de las empresas participantes. “Analizamos la realidad socioeconómica del entorno y el perfil del profesorado”, asevera.

Lo que tienen claro es que la iniciativa debe de ser, por su naturaleza educativa, asequible y para quien lo desee. De ahí el papel vital de las familias. Serán quienes financien de base el aula. Para ello se pondrá en marcha un modelo de financiación a tres años por el que las familias pagarían un coste mínimo mensual.

La entrada de las TIC en las aulas “es un viaje sin retorno”, para García de Vicuña. Por el momento, con la apertura de la primera aula en Bilbao, serán 800 los alumnos que disfruten de los beneficios.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor