Así fue la difícil detención del fundador de Megaupload

Empresas
0 0 9 comentarios

El inspector Gran Wormald, de la unidad de Crimen Financiero y Organizado de la policía de Nueva Zelanda, asegura que el FBI contactó con ellos hace un año y explica lo difícil del arresto.

Tras el escándalo del cierre de Megaupload, van saliendo a la luz detalles de lo más curiosos (y cómicos si uno intenta visualizar la escena). Un responsable de la unidad policial encargada de la detención de Kim Schmitz asegura que el arresto fue “complicado”, ya que el fundador se atrincheró en una habitación de su casa.

Pero no cualquier casa. Schmitz vivía en una mansión con un valor de 30 millones de dólares con su familia. Además de esto y de un parque de 18 coches de lujo, el fundador de Megaupload tenía otros nueve inmuebles en la misma ciudad.

Los investigadores creen que han incautado bienes con un valor total de 4,8 millones de dólares. A esto se suman otros 8 millones de dólares en cuentas bancarias en diversos bancos del país.

Según fuentes policiales, Schmitz activó varios mecanismos de cierre electrónico que la policía tuvo que desmontar. Por si esto fuera poco, tras el acceso a la habitación, el fundador del recién clausurado site se parapetó en una habitación acompañado de un arma “que parecía una escopeta de caza”.

Los cuatro detenidos permanecerán bajo custodia policial en Auckland (Nueva Zelanda) hasta el jueves. Será entonces cuando haya una vista judicial.

vINQulos

ABC

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor