Así impedía Steve Jobs la fuga de sus empleados a otras empresas

Empresas

Las tácticas de Steve Jobs para retener a sus empleados se basaban en amenazar con una guerra de patentes a las empresas que deseaban contratarlos.

Esa conducta la puso en práctica en varias ocasiones, como por ejemplo contra la empresa Palm, a la que amenazó con ponerle una denuncia por violación de patentes si no se abstenía de fichar empleados de Apple.

Con su actitud frente a Palm, Jobs no buscaba ganar el caso ante el juez, si no que esperaba que la empresa denunciada echara marcha atrás en sus planes de contratar a sus empleados. El directivo confiaba en que los altos costes del proceso legal fueran una barrera para evitar la fuga de su capital humano, según recoge Reuters.

Edward Colligan, CEO de Palm en 2007, explicó ante un tribunal de California, que Steve Jobs le amenazó con llevar llevar a cabo sus denuncias si no atendía a sus peticiones y se olvidaba del fichaje de alguno de sus empleados talentosos.

El dirigente de Palm, comentó que en aquel entonces contestó a Jobs que su estrategia era ilegal y le contratacó diciendole que no tenían miedo de iniciar un proceso legal contra Apple porque contaban con un potente portafolio de patentes.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor