Así se han convertido los españoles en ‘smartshoppers’

eCommerceEmpresasMarketing

Philippe Limes, country manager para España de Showroomprivé, explica cómo los españoles se han convertido en compradores inteligentes.

En época de crisis el momento de “apretarse el cinturón” y sacar el máximo partido a todas las compras, es la máxima en todos los hogares españoles. Es por esto que el consumidor desarrolla todas sus habilidades y pone sus cinco sentidos en el acto de comprar. La adquisición impulsiva, característica de períodos de abundancia, queda relegada a un segundo plano para dar paso al consumo meditado.

Los españoles prestan más atención a lo que gastan y también en qué lo gasta. Pero no solo eso, también desarrollan pautas para reconocer las mejores ofertas y hacer de ellas las compras estrella. Esto es lo que se conoce como consumo inteligente.

Una de las técnicas empleadas para realizar compras inteligentes, es la comparación. Cuando no se puede invertir dinero, se invierte tiempo en buscar la mejor oferta. Es aquí donde entran en juego la competitividad y eficacia de las empresas. Desde Showroomprive.es hemos apostado por un modelo de negocio que nos permite siempre aportar productos de calidad de grandes marcas reconocidas al menor precio, con descuentos de hasta un 80% con respecto al precio en tienda.

También es cierto que otros fenómenos se ven desatados a raíz de una crisis económica, como por ejemplo, la reducción del importe mensual dedicado a productos que no son de primera necesidad, y en ocasiones también estos se ven afectados. Esto implica que todo lo que compremos, debe satisfacer al máximo nuestras expectativas, ya que representan un porcentaje importante del presupuesto normal.

El concepto de consumidor inteligente es algo muy positivo a nivel global. Que las compras deban de ser estudiadas previamente y que no todo valga, ayuda a que las empresas se esfuercen por alcanzar la excelencia y el mercado sea así más competitivo.

En el sector del ecommerce, esto está a la orden del día. El precio de abrir un negocio online, obviamente es inferior al de adquisición de una tienda física, por eso, la oferta se multiplica y la competitividad se dispara. Para ser una empresa exitosa dentro del comercio online hay que aportar valor añadido, estudiar el mercado y entender las necesidades de los consumidores. Solo de esta manera se puede ofrecer un servicio que satisfaga a los potenciales usuarios y los fidelice.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor