Así será el CIO del mañana

CIOsEmpresasProyectos

SIMO Network / CIOnet. Un CIO con más poder de decisión en la estrategia de la compañía pero también con nuevos y más complejos retos: el máximo responsable de tecnología no lo tendrá nada fácil.

Lo dijo uno de los participantes: el CIO de hoy no tendrá nada que ver con el CIO de dentro de 10 años. La red está cambiando, las tecnologías en las que hay que confiar también y, sobre todo, el papel del máximo responsable de TI de las empresas está mutando.

Hacer un pronóstico de a que se dedicará el CIO del mañana fue una de las tareas a las que tuvieron que entregarse los asistentes al Congreso Anual 2010 de CIOnet, la red social para CIO, y que los había convocado bajo el paraguas Las TIC: horizonte 2020. Entre los ponentes, directivos de tecnología de empresas de primer nivel, analistas y representantes de los poderes públicos.

Ponga un CIO en su comité de dirección”, invitaba David Soto, socio director responsable en IBM Global Business Services para España, Portugal, Israel y Grecia. Según cifras del último estudio de IBM sobre el papel de los CIO en la empresa, el 67% de los mismos están ya informados sobre la estrategia de la empresa y el 40% participan activamente en definir la misma. “La figura del CIO se va a reforzar”, apuntaba poco después, analizando el futuro del chief information office. “Es bastante difícil que el CIO desaparezca”, confiaba  Araceli García, CIO de Vodafone, quien confirmaba que “el papel del CIO cada vez es más importante”.

La crisis ha sentado bien a la dirección de tecnología. “Gracias a la crisis, es una asignatura (el buen uso de las tecnologías) que todas las compañías han elevado de categoría”, explicaba a su vez Idoia Maguregui, CIO de Bankinter. Al CIO ahora se le pide que sepa apostar por la innovación y que use de forma eficiente la tecnología. “Al CIO se le pide lo que se le pide a todas las compañías”, reconoce Araceli García; que habla además de innovación de recorte de costes y de productividad. Por ello la crisis le ha dado protagonismo al CIO, al que ahora se le piden cosas.

“No veo un 2020 sin redes sociales”, reconoce Maguregui. “Si que creo que, en España, las empresas que no somos puramente tecnología no estamos metidos en el mundo de las redes sociales por no encontrar modelo de negocio”, explica, asegurando que el social media es el futuro y que quien consiga “un modelo rentable” de aprovechamiento de las redes sociales “va a tener mucho éxito”.

Además de redes sociales, los asistentes estuvieron de acuerdo en afirmar que los nuevos retos de los CIO vendrá del móvil o del cloud computing. Al tiempo que se tendrá que reformar la administración pública para dar el salto a lo realmente electrónico o se tendrá que producir la inevitable tecnologización del sector energético o financiero. Igualmente tendrán que esforzarse en materia de convergencia.
“No sólo (tiene que asumir) la parte TI también la convergencia”, explica Araceli García sobre lo que debería hacer el CIO del mañana. José de Rafael, director general de AEC, apuesta por “convertir todavía en más inteligente a la sociedad” y recuerda una cifra que puede dar mucho juego a los CIO. “Cada euro que se invierte en tecnología, se convierte en 7 de retorno”.

No es oro todo lo que reluce

Apostar por la tecnología parece inevitable para poderes públicos y empresa privada. El problema es que en medio de la crisis no todos supieron ver el potencial de las TIC como motor para salir de la crisis. De Rafael reconoce: sabe que las personas implicadas en la toma de decisiones públicas vieron ese potencial, “me consta”, asegura, pero no se ha hecho un esfuerzo político para conseguir ese objetivo.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor