Así será Fedora 17 “Beefy Miracle”

ProyectosSistemas OperativosWorkspace

Entre otras funcionalidades, se incluirán por defecto las versiones GNU Compiler Collection 4.7, GNOME 3.4, KDE Plasma Worskpaces 4.8 y Gimp 2.8.

Durante sus dos últimas reuniones, el Comité de Dirección de Ingeniería de Fedora (FESCo, por sus siglas en inglés) ha aprobado una serie de características que los integrantes del proyecto basado en Linux podrán implementar en el futuro Fedora 17, conocido como “Beefy Miracle”.

fedoralogoEntre las decisiones más destacadas se encuentra la del cambio a la versión 4.7 del GNU Compiler Collection (GCC), que debería llegar en las próximas semanas y que apenas tendría que suponer esfuerzo, dado que los desarrolladores de este sistema operativo ya habían probado a integrar una “release candidate” de GCC 4.7 para compilar por defecto la mayor parte de los paquetes.

Otros elementos que se han autorizado son los del entorno de escritorio GNOME 3.4, así como KDE Plasma Worskpaces 4.8 y el manipulador de imágenes Gimp 2.8. Al igual que ocurre con GCC, todas estas versiones se encuentran actualmente en desarrollo y se espera que sean lanzadas a lo largo de las próximas semanas. Por su parte, Fedora 17 no podrá ser descargado hasta principios de mayo.

También soportará la base de datos NoSQL Riak, el kit de herramientas para cloud computing OpenNebula y las piezas más importantes del proyecto de virtualización oVirt. Estas últimas proporcionarán la base para la compatibilidad con muchos de los componentes utilizados en Red Hat Enterprise Virtualization 3, que ha sido presentado esta misma semana.

En cuanto a PHP, el plan es actualizarlo a la versión 5.4. Habrá soporte para el lenguaje Erland R15, OpenStack y Lohit Unicode 6.0 con sus respectivos Fonts. Y es probable que Fedora 17 funcione como un servidor iSCSI con el framework LIO, cuyos componentes han estado en el kernel Linux desde la versión 2.6.38. Eso sí, habrá que esperar para ver si el equipo de desarrollo de Fedora cumple con sus promesas o si finalmente se retracta de algunas de las funcionalidades anunciadas, como ya ocurrió con la supuesta adopción de Btrfs como sistema de archivos estándar en Fedora 16.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor