Así será Microsoft en el futuro, según Stephen Elop

EmpresasMovilidadSO MóvilesWorkspace

Satya Nadella no ha sido el único que se ha dirigido a los empleados de Microsoft tras confirmarse el mayor recorte de plantilla de su historia, el ex-CEO de Nokia también se ha pronunciado.

La bomba estallaba hace tan sólo unas horas tras días de rumores. Y de temores. Microsoft completará la absorción del negocio de dispositivos y servicios que compraba esta primavera a Nokia, Nokia Devices and Services, diciéndole adiós a un elevado número de empleados. Serán 18.000 personas las que se quedarán sin trabajo en diversas partes del mundo de aquí a finales de junio de 2015, de las que casi el 70% se encuentra actualmente desempeñando sus servicios bajo el entramado heredado por la mítica compañía finlandesa de telefonía. ¿Sus roles? Habrá recortes para todos. Se espera que los despidos afecten desde a operarios de fábrica hasta a perfiles de oficina o a los propios encargados de las tareas de investigación y desarrollo.

Fuente-Shutterstock_Autor-Andrey_Popov_despido-245x180“Tomar estas decisiones para cambiar es difícil, pero necesario”, ha dicho el CEO de Microsoft, Satya Nadella, en un correo electrónico que ha llegado a las bandejas de todos sus empleados y del que ya os hemos dado buena cuenta. “Los pasos más difíciles son la creación de la organización y la cultura para convertir nuestras ambiciones en realidad”, ha explicado antes de confirmar que estamos en los albores del mayor recorte de empleos de toda la historia de Microsoft, muy por encima de los anunciados en plena recesión económica hace algo más de un lustro. “El primer paso para construir la organización adecuada para nuestras ambiciones es realinear nuestra fuerza laboral”, ha añadido. Lo demás ya lo sabéis. Las primeras 13.000 personas serán despedidas antes de que termine el año, mientras en Redmond configuran una estructura más manejable.

Pero Nadella no es el único del que se aguardaba algún tipo de declaración. Y no ha estado sólo en este trago. El hombre que dirigió los últimos compases de la Nokia de los teléfonos móviles como negocio independiente, Stephen Elop, el mismo que ahora ejerce de vicepresidente ejecutivo de la unidad de Dispositivos en la que ya fuera su casa a finales de la década pasada, también ha escrito su propia misiva. Más extensa pero menos directa que la de su jefe a la hora de tratar el tema de los despidos, en ella Elop se ha pronunciado sobre el futuro de Microsoft y, muy especialmente, sobre qué ocurrirá con lo que queda del grupo humano que un día consiguió maravillar al mundo de la movilidad con sus diseños.

“Estas decisiones son difíciles para el equipo”

Con la responsabilidad del anuncio sobre los hombros de Satya Nadella, no es hasta el undécimo párrafo del email escrito por su compañero, que es además el más sucinto de todos ellos, donde se explica que la integración de un gran pedazo de Nokia dentro de Microsoft se traducirá en “una reducción estimada de 12.500 empleados directos de fábrica y empleados profesionales durante el próximo año”. En su escrito se revela asimismo que las instalaciones ubicadas en la localidad finlandesa de Oulu verán constreñidas sus labores de ingeniería.Estas decisiones son difíciles para el equipo, y tenemos la intención de apoyar a los miembros del equipo que se marchen con indemnizaciones por despido”, ha expresado.

Pekín y San Diego son otras ciudades que perderán cierta representación, aunque la primera debería soportar la creación de dispositivos baratos junto con Tampere, en Finlandia. “Tenemos la intención de desplazar otras operaciones de fabricación y reparación de Microsoft a Manaus y Reynosa, respectivamente, y empezar una salida escalonada de Komáron, Hungría”, ha detallado Elop. Mientras, la capital vietnamita de Hanói y la prefectura china de Dongguan seguirán como centros de producción y la también finlandesa Salo se dedicará exclusivamente a móviles de gama alta. Para el desarrollo de software se habla de Espoo y la sueca Lund.

Lumia-635-1El directivo canadiense ha recordado que ya ha habido sacrificios previos. Y es cierto. En junio 2012, por ejemplo, la Nokia que él mismo dirigía asumía el despido de 10.000 trabajadores para hacer frente a las pérdidas económicas y de participación en el mercado. Estas bajas se sumaban a otras vividas previamente, hasta contabilizar 40.000 puestos de trabajo perdidos desde que Stephen Elop fuera elegido CEO un par de años antes. “Operamos en una industria competitiva que se mueve rápidamente, y el cambio es necesario”, ha justificado ahora que Microsoft quiere potenciar sus finanzas, evitar solapamientos entre empleados y convertirse en una firma móvil y cloud con capacidad de respuesta inmediata.

“Sabemos que estos cambios planeados son amplios y tienen implicaciones muy difíciles para muchos de los miembros de nuestro equipo”, señala, así que “vamos a trabajar para proporcionar la mayor claridad e información posible”. El próximo martes se presentarán los resultados trimestrales de la compañía de Redmond, así que para entonces debería haber más datos sobre la reestructuración. También sabremos cómo le ha ido a Microsoft en los primeros meses tras cerrarse la compra de su antigua socia y cómo espera que le vaya en los siguientes. Y podremos hacernos una idea de si esta fuerte reducción de empleo es tan urgente como se traza, más allá de la lógica reformulación de la estructura que ya se imaginaba para potenciar la eficiencia al clausurar una compra así de masiva.

“El negocio de teléfonos dentro de Nokia era un fin en sí mismo”

De momento, Stephen Elop ha perfilado unas cuantas modificaciones. “Queremos consolidar las antiguas unidades de negocio Smart Devices y Mobile Phones como una unidad de negocio de teléfono que se encargue de todos nuestros esfuerzos telefónicos”, ha dejado claro, al tiempo que ha nombrado a la antigua trabajadora de Nokia Jo Harlow como persona de referencia a tener en cuenta. Esta unidad trabajará por y para Windows Phone. Se encargará de sacar adelante los terminales Lumia, una familia en la que se ha resuelto integrar de raíz a la línea Nokia X que, finalmente, abandonará Android. Y eso que hace menos de un mes llegaba al mercado el terminal “low-cost” Nokia X2, que versiona el sistema operativo de Google con una interfaz que bebe de Windows Phone y su sistema de “tiles”.

WindowsPhone8Expande_PageEl soporte a Nokia X2 y los anteriores Nokia X, Nokia X+ y Nokia XL se mantendrá, pero ya está. “A corto plazo, planeamos aumentar el volumen de Windows Phone dirigiéndonos a los segmentos de smartphone más económicos, que son los segmentos de más rápido crecimiento en el mercado”, adelanta Elop. “Además de la cartera ya prevista, tenemos la intención de ofrecer dispositivos Lumia adicionales de menor coste mediante el cambio de algunos futuros diseños y productos de Nokia X a dispositivos Windows Phone”. Si todo es Windows Phone en la mente de sus responsables, cabe pensar que Symbian recibirá su correspondiente portazo. Otro pilar para el fortalecimiento del ecosistema propio será apostar por las aplicaciones Windows compatibles para teléfonos y tabletas, Windows Universal Apps.

Por el contrario, “habrá un cambio limitado” para hardware como el de las Surface o la videoconsola Xbox. ¿Por qué los smartphones sí y otros productos no? “Es particularmente importante reconocer que el papel de los teléfonos dentro de Microsoft es diferente del que tenía dentro de Nokia“, responde el mismo Elop que selló en su momento el acuerdo de colaboración con Microsoft en smartphones y al que se ha llegado a considerar, vista la precipitación de los acontecimientos, un caballo de Troya. “Si el negocio de hardware de teléfonos dentro de Nokia era un fin en sí mismo, dentro de Microsoft todos nuestros productos están destinados a encarnar lo mejor de las experiencias de la obra y vida digitales de Microsoft, mientras acumulan valor a la estrategia general”.

Es decir, “nuestra estrategia de dispositivo debe reflejar la estrategia de Microsoft y debe realizarse dentro de una dotación financiera adecuada”, sentencia el vicepresidente ejecutivo del grupo de Dispositivos. En Silicon Week seguiremos pendientes de los movimientos de Microsoft para ver cómo avanza su proyecto de futuro. El próximo gran anuncio de carácter financiero llegará el próximo 22 de julio pero, mientras tanto, os escuchamos. ¿Cómo habéis recibido la noticia de los despidos en Microsoft? ¿Esperabais un recorte tan cuantioso? ¿Lo consideráis necesario? ¿Cómo valoráis el papel de Stephen Elop durante el proceso? ¿Y el de Satya Nadella desde su nombramiento como CEO?

Imagen destacada por cortesía de Microsoft – www.microsoft.com

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor