Así sería un smartphone Android con pantalla de tinta electrónica y batería de una semana de duración

Movilidad

En un primer momento puede sonar a mala idea un smartphone con pantalla de tinta electrónica, pero dejando a un lado las evidentes limitaciones para mostrar gráficos en movimiento tendría algunas innegables ventajas: ligereza de peso e incremento de la autonomía de la batería.

Aún sin nombre este prototipo que os mostramos permite aventurar cómo podría ser un smarphone con pantalla e-ink, adoptando la tecnología ya popularizada por los libros electrónicos y que no supondría absolutamente ningún problema para visualizar contactos, calendario, mensajes, notificaciones, y, por supuesto, textos, ideal para continuar la lectura del libro que llevas entre manos.

Resulta incontestable las limitaciones de la tinta electrónica para mostrar imágenes en movimiento y en varios colores pero quizá esas fueran prestaciones que podrían reservarse para el tablet (donde además tendríamos una pantalla de mayor tamaño para disfrutar aún mejor de estas prestaciones) y que el smartphone e-ink permaneciese como accesorio.

Habría que valorar la pérdida de la posibilidad de visualizar vídeos de YouTube desde el móvil pero que este fuese considerablemente más delgado y que la batería le durase varios días, incluso toda una semana, como antes de la era smartphone.

En concreto este prototipo que se ha presentado en Barcelona dentro del marco delMWC pesaba apenas 80 gramos y era capaz de funcionar tan solo con un viejo procesador ARM. Además hablamos de un dispositivo con costes muy contenidos, pudiendo venderse a precios en torno a los 150€ sin ataduras con ningún operador telefónico.

Para completar el aspecto “básico” de este curioso terminal, funciona cobre una versión de Android “vetusta”, la 2.3 y como pega habría que reseñar la evidente lentitud de navegación por los menús dado que la imagen no se genera con tanta velocidad en una pantalla de tinta electrónica como en una LED. Tampoco era excesivamente ágil con la respuesta a los gestos efectuados sobre la pantalla con capacidad de reconocimiento multitáctil.

Recordemos que no se trata de un producto con su desarrollo terminado y listo para salir al mercado sino más bien una atrevida apuesta por buscar una vía alternativa. De hecho el fabricante baraja la posibilidad de ofrecer accesorios para smartphones en forma de segunda pantalla de tinta electrónica en la que mostrar notificaciones, alertas y mensajes de manera que se reduzca el consumo energético. Estas pantallas adicionales costarían unos 40€

vINQulo

Laptop

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor