Así trabajan en… Mobivery

ColaboraciónEmpresasSoftware

La pyme cuenta con un director de Felicidad que intenta hacer más cómoda la existencia a sus empleados, flexibilidad de horarios y vacaciones no limitadas: por eso es la mejor pyme para trabajar en España. Vídeo.

¿Una empresa que se preocupa porque sus empleados sean felices? Existe: hay una pequeña pyme (la mejor pyme para trabajar en España), con sede en Madrid que se preocupa tanto por la felicidad de sus empleados que cuenta hasta con un directivo dedicado a eso. Se llama Mobivery.

“No creemos en los ambientes hostiles. Venir con alegría al trabajo es algo fundamental”, explica Sergio Cancelo, el director de Felicidad de Mobivery. “Pensamos en como podemos hace más comoda la vida en Mobivery”, añade el directivo sobre los esfuerzos en felicidad de la empresa.

¿Cómo conseguir que los trabajadores estén más contentos? Mobivery realiza diferentes iniciativas para crear buen ambiente y conseguir que las jornadas sean productivas sin que eso merme en el bienestar de la plantilla. Los empleados de esta pyme tienen desde formación interna, hasta un concurso de cocina mensual (que empezó “con unos pimientos de piquillo rellenos” y ha llegado a ser de “entrantes, primer plato y postre”) pasando por un Erasmus entre las oficinas de la compañía (en Madrid, Sevilla y Barcelona). Una semana, uno de los trabajadores se va de intercambio.

A estas iniciativas se suman otras curiosas y divertidas, que rompen con la rutina, como la obligación de todo empleado recién llegado de invitar a desayunar a la plantilla o los días temáticos, como el que realizaron en verano y en el que tuvieron que ir en bañador a trabajar.

A la hora de organizar el trabajo, la empresa ofrece muchas facilidades y flexibilidad. Así, por ejemplo, las vacaciones son libres. Cada uno puede cogerse los días que quiera. “No controlamos las vacaciones”, explica Sergio Cancelo. “Mientras el objetivo esté cumplido, las personas pueden cogerse los días libres que quieran”. Los horarios son flexibles y un día cada dos semanas la empresa se toma el ‘pijama day’, un día para trabajar desde casa en el que han descubierto que la productividad es “el doble”.

Los desarrolladores tienen además su Pomodoro, un fragmento de tiempo en el día (y pueden ser varios fragmentos en cada día) en el que nadie puede molestarlos. El tiempo perdido en llamadas, responder mails y dudas de otros departamentos desaparece, para que ellos puedan concentrarse directamente en lo que tienen que hacer.

La pyme tiene ahora unos 45 trabajadores, un 75% de empleados hombres y con un perfil de ingenieros y licenciados. Como les sucede a otras empresas del ramo, se encuentran con “dificultad para encontrar talento”, al buscar perfiles muy concretos. Ahora mismo están abiertos a recibir candidaturas de desarrollares o diseñadores gráficos, entre otros perfiles, porque están contratando. Contar con una cantera es muy importante. Para contratar a nuevos fichajes, los seis grados de separación se han mostrado muy efectivos. El 60% de los trabajadores son amigos o conocidos de otro empleado. “Para nosotros es muy importante la confianza”, asegura el director de felicidad.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor