Asia se resiste a la moda BYOD

Empresas

Aunque el uso de los PC de los trabajadores permite ahorrar en gastos de equipos, el coste de mantener una red corporativa integrada por equipos tan variados es muy superior.

Las políticas de “trae tu propio dispositivo” (traducción castellana del neologismo ‘Bring Your Own Device – BYOD’) pueden resultar más costosas de lo que parecen inicialmente. Precisamente, el gasto extra que supone es una de las razones por las que las compañías asiáticas se resisten a adoptar la idea de permitir dispositivos personales en los centros de trabajo.

Las compañías orientales entienden que pueden ahorrar dinero reduciendo el gasto en equipos si los empleados usan sus ordenadores personales para trabajar, pero saben que ese ahorro es superado con creces por el coste superior de mantener a largo plazo una red corporativa compuesta de múltiples dispositivos electrónicos diferentes, tal como indican varios expertos consultados por ZDNet.

En lo referente a los planes de datos, por ejemplo, los costes adicionales del BYOD se disparan. Por ejemplo, las compañías no pueden negociar descuentos para empresas en nuevos dispositivos, servicios o planes de datos, y costear de forma individual planes de suscripción es siempre más caro que un contrato de servicios de red con todo incluido.

Otra de las razones son los soportes adicionales y de gestión TI que requiere la modalidad BYOD, que implican la contratación de más profesionales especializados o, a cambio, reducir la eficiencia a la hora de atender los problemas de tipo tecnológico que puedan surgir a cada trabajador.

Por último, el experto de IDC para Asia Pacífico Ian Song, concluye que si bien el rechazo a la incorporación del BYOD por parte de las empresas asiáticas es comprensible, la tendencia es imparable y su implantación continuará en aumento.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor