Asus, Acer y Lenovo: guerra de precios en Europa

EmpresasMercados FinancierosPCProyectosWorkspace
0 0 No hay comentarios

Aunque de momento Asus muestra cautela ante la posibilidad de que Acer abarate 3 millones de portátiles así como ante las consecuencias de la adquisición de Medion por parte de Lenovo, la industria del Viejo Continente se prepara para todo un reajuste en el sector del PC.

Que Acer haya encontrado anomalías en el nivel de sus inventarios en Europa y vaya a gastar 150 millones de dólares en concepto de carga operativa extraordinaria, desembocará en la reducción del precio de cerca de tres millones de portátiles de la marca. Al menos esto es que la industria espera que suceda, según informa DigiTimes.

Si a esto se le suma el anuncio de la adquisición del fabricante alemán Medion por parte de Lenovo, lo que le reportará el 14% de cuota de mercado en Alemania y lo situará como tercer proveedor de ordenadores del país, es más que probable que el mercado europeo de PC sufra durante los próximos meses feroces batallas de precio.

    Asus no reducirá sus precios a la ligera para competir por cuota de mercado
Asus no reducirá sus precios a la ligera para competir por cuota de mercado

Y es ahí donde entra en acción el tercer actor en cuestión: Asus. La compañía taiwanesa está viviendo un fuerte crecimiento en el Viejo Continente gracias a sus socios minoristas, con niveles de inventario que rondan las 4 semanas.

Al comentar los movimientos de sus rivales, el director financiero de Asus, David Chang, considera que si Acer rebaja principalmente productos antiguos, el cambio no afectará mucho a su compañía. Sin embargo, si el inventario incluye los últimos productos basados ​​en Sandy Bridge, el impacto será grande. Para contrarrestar esta amenaza, Asus ya ha planificado una serie de medidas que cubren todas las situaciones posibles y que deberían minimizar los efectos.

En cuanto a las inversiones de Lenovo, Chang cifra en 0,3% el aumento de su cuota global de mercado, por lo que el efecto no será significativo a corto plazo. A largo plazo, matiza, es difícil de predecir.

De momento, Asus ha decidido no precipitarse. Su actitud es la de esperar y ver cómo evoluciona la situación.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor