Ataque hacker a través de un frigorífico inteligente

ComponentesWorkspace
0 0 No hay comentarios

La proliferación de dispositivos inteligentes tenía que llegar a esto. Si hay quien accede a servidores ajenos, ordenadores de bancos y grandes empresas o incluso a la NASA o al Pentágono es algo que al común de los mortales no suele afectarnos en nuestra vida cotidiana pero… ¿y si alguien logra acceder a tu frigorífico inteligente conectado a Internet y cuando llegas a casa la cerveza no está fría? Pues algo así han conseguido ya unos hackers.

Varios televisores y al menos un frigorífico son las víctimas (nunca creí que llegaría a escribir esta frase) de un ataque cibernético.

Se trataría del primer suceso de estas características que avanzaría lo que podría pasar en unos años cuando proliferen los dispositivos inteligentes, especialmente los que cuentan con conexión a Internet, una funcionalidad que puede ser de gran ayuda y representar una gran utilidad pero que como veremos también entraña sus riesgos.

Conforme se amplía la gama de estos aparatos (desde televisores a termostatos de temperatura en casa o aspiradoras automáticas estilo Roomba) se corre el riesgo de que al igual que muchas comunicaciones electrónicas son interceptadas algo similar pueda suceder. En el caso que nos ocupa un grupo de hackers habría accedido a más de 100.000 dispositivos electrónicos con acceso a la Red tales como routers, centros multimedia, televisores y (aquí llega la parte curiosa de la noticia) un frigorífico. El uso que le dieron a esos dispositivos, con los que formaron una red del tipo denominado netbot, fue emplearlos para enviar a través de estos dispositivos hackeados más de 750.000 emails maliciosos a empresas e individuos de todo el mundo.

El ataque tuvo lugar entre el 23 de diciembre de 2013 y el 6 de enero de 2014 a través de tres oleadas diarias de envíos másivos de unos 100.000 correos electrónicos. El acceso a estos dispositivos inteligentes no fue especialmente complicado puesto que en la mayoría de los casos los propios dueños no se habían molestado en modificar las contraseñas que vienen por defecto con los aparatos facilitando la labor.

vINQulo

Market Watch

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor