La atención gratuita a los usuarios de ADSL, un lujo

OperadoresRedes

Orange acaba de lanzar un servicio que se presupone que deberían ofrecer todas las compañías, pero casi todas obligan a pagar las llamadas a los usuarios que sufren interrupciones en su servicio.

Se presupone que si un usuario sufre algún corte en su servicio de ADSL o no sabe bien cómo configurarlo, no debería soportar ningún coste adicional a los euros que ya abona mensualmente por disfrutar -o no- del servicio.
Sin embargo, esto no es así. La mayoría de las operadoras obligan a sus clientes a realizar llamadas a servicios técnicos con números de tarificación adicional -902 y similares- que lo que hacen es engrosar su factura mensual de teléfono.
Es decir, además de no poder utilizar su línea de ADSL, el usuario tiene que pagar más por una llamada que generalmente es desviada a un call center, con tiempos de espera que rondan los tres minutos de media, aproximadamente.
Orange ha anunciado hoy que a partir del próximo 18 de mayo pondrá a disposición de todos sus clientes de ADSL un teléfono 900 gratuito para atender sus consultas, incidencias en el servicio y contratación de nuevos productos.
Este servicio, que se presupone que debería dar cualquier compañía, pocas son las teleoperadoras que lo facilitan. Sí que Jazztel también posee un número de atención al cliente gratuito y Telefónica lo oferta… pero sólo para empresas. Los clientes particulares deben pasar por un 902 y abonar la correspondiente cuota dependiendo de lo que hablen.
No es la única operadora que obliga a sus clientes a un teléfono 902, que tarifica como una llamada interprovincial. Terra, Wanadoo y Ya.com también tiran de este servicio. Por su parte, Tele2 facilita a los usuarios un teléfono 901, cuya tarificación es como una llamada local. Más barata, pero también cobrando al usuario.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor