Atos y Bull, un matrimonio de conveniencia

Empresas

La unión de Atos y Bull da como fruto el jugador más grande en la industria de ciberseguridad del país galo.

La operación Atos-Bull, anunciada ayer y que asciende a 620 millones de euros, basa su proyecto de futuro en tres gruesos pilares: Ciberseguridad, Big Data y Cloud Computing.

El coqueteo entre las dos compañías comenzó hace más de un año, cuando se pusieron en marcha las negociaciones sobre una posible asociación. La atracción entre ambos aumentó cuando Atos fracasó en su intento de unirse a la también compañía rival francesa Steria.

Tras el desengaño, los máximos responsables de Atos y Bull comenzaron a centrarse en la idea de una fusión, o como lo denomina Thierry Breton, CEO de Atos, de un proyecto “racional”.

El primer pilar es la ciberseguridad. La unión de Atos y Bull da como fruto el jugador más grande en la industria de ciberseguridad del país galo. No están solos, aún hay competidores de peso como el ala de ciberdefensa de Orange o el de Airbus.

En el área de Big Data, se conservará la marca Bull y también la marca para smartphones Hoox. Ocurrirá lo mismo con los servidores Bullion. Desde la compañía han indicado esta área como “estratégica” que será operada bajo la marca Bull.

En tercer lugar el pilar Cloud. En este caso el negocio de Bull en la nube se integrará en la de Atos, Canopy. Esta, está participada en un 80% por Atos, aunque también cuenta con la presencia de EMC y VMware. Competirán mayormente en la nube privada.

Es en este negocio donde más ambición deposita Breton. “Vamos a crear el primer jugador de la nube en Europa, por delante de Microsoft y de IBM”, ha declarado, como recoge Silicon.fr.

A pesar de la fuerza de la empresa resultante de la fusión, algunos analistas hablan de decepción. “Por parte de Atos esperábamos una operación en EEUU o la aceleración de la presencia en países como India”, comenta Dominique Raviart, de NelsonHall.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor