Aumentan las víctimas de ataques dirigidos, y ya van 4.400

CiberguerraSeguridadVirus

Si en 2013 el número de corporaciones que habían caído en las redes de las amenazas persistentes avanzadas era de 1.800, en 2014 ha subido por encima de las 4.000.

Mientras una firma de seguridad como ESET pone el ojo sobre los ataques dirigidos a través de amenazas avanzadas persistentes (APTs), porque podrían convertirse en uno de los grandes fenómenos de seguridad de 2015, otra igual de conocida como Kaspersky Lab hace balanza de lo ocurrido en 2014.

Y lo hace con referencias también a los temidos ataques dirigidos.

De hecho, los expertos de Kaspersky dicen que entre enero y diciembre del año pasado hubo más víctimas de este tipo de artimañas que durante el periodo anterior.

Se calcula que el número ha aumentado 2,4 veces, por lo que las víctimas de corte corporativo se cuentan ya por unos cuantos miles. Son 4.400, concretamente, frente a las 1.800 víctimas de 2013. Y eso que todo ha sido obra de tan sólo siete campañas APT.

Entre quienes han caído encontramos objetivos gubernamentales e instituciones públicas, así como empresas de temática variada. Desde corporaciones dedicadas a la salud a telcos, pasando por firmas bancarias, una veintena de sectore ha sufrido la acción de los ciberdelincuentes en más de medio centenar de países.

Otro año más, el espionaje ha seguido su curso. Y la sangría financiera también.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor