Australia instalará fibra óptica en el 90% de su territorio

Empresas

El desarrollo de la infraestructura implicará una inversión de unos 23.000 millones de euros y permitirá velocidades de hasta 100 Megabits por segundo.

El primer ministro de Australia, Kevin Rudd, había prometido en la campaña electoral de 2007 que construiría una red de alta velocidad que estuviera disponible en todos los hogares y empresas del país. Para satisfacción del pueblo australiano, el político ha comenzado a cumplir con su promesa.

Rudd anunció el inicio de los trabajos para instalar la infraestructura necesaria y llevar fibra óptica al 90% del territorio de la nación. El coste del proyecto, estimado en 43.000 millones de dólares australianos (unos 23.000 millones de euros), será solventado entre el Estado y el sector privado, de acuerdo a lo informado por Financial Times.

La futura red, cuya construcción sería concluida en ocho años, permitiría alcanzar velocidades de hasta 100 Megabits por segundo. En cuanto al 10% del territorio australiano que se quedará sin acceso a la red de fibra óptica, el Gobierno ha asegurado que implementará una tecnología inalámbrica para ofrecer velocidades de hasta 12Mbps.

El anuncio de Rudd ha sorprendido a la opinión pública, pese a que se trataba de una promesa ya realizada en el marco de la campaña electoral. Reuters destaca que la infraestructura será la más importante de Australia y permitirá una velocidad hasta 100 veces mayor que la ofrecida por la red actual.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor