Autoría basada en componentes, 3ª parte

CloudFabricantes de SoftwareNavegadoresProyectosSoftwareWorkspace

En esta tercera entrega nos centraremos en diversos consejos prácticos para poder poner en marcha un sistema de estas características.

El presente artículo corresponde a la tercera parte de una serie escrita por Eric Severson, colaborador del Knowledge Center de eWEEK, acerca de la autoría basada en componentes. El primer artículo era una introducción conceptual y una descripción de los beneficios que reporta al negocio los sistemas de autoría basada en componentes con respecto a los que se basan en documentos. En el segundo, se explicaba cómo funciona actualmente la autoría basada en componentes y en este tercer artículo, Severson nos ofrece una gran variedad de consejos prácticos para ayudarnos a poner en marcha un sistema de estas características y para asegurarnos el éxito en su utilización.

autoria.jpg

Empezaré este tercer y último artículo sobre autoría basada en componentes con una definición del modelo de contenido. Aunque DITA (Darwin Information Typing Architecture) es ya un estándar definido, el primer paso consiste aún en determinar cómo va a estructurarse tu contenido. DITA utiliza un modelo muy flexible en el que pueden definirse muy distintos tipos de estructuras temáticas. Esto se hace a través de una función singular y potente de DITA llamada “especialización”.

En consonancia con el aspecto “información tipificada” de DITA, la especialización te permite crear tus propias variaciones de la estructura temática genérica, convirtiéndose cada una de ellas en un “tipo temático”. Se incluyen tres tipos de especializaciones anexas en el DITA estándar: los tipos concepto, referencia y tarea.

La mayoría de las aplicaciones anteriores a DITA de XML requerían modelos de contenidos relativamente complejos y restrictivos. Esto suponía la ventaja de poder controlar la estructura y el formato del documento, pero con la desventaja de no poder conseguir, en XML, autoría y mantenimiento. Por el contrario, DITA nos da un amplio espectro de opciones dependiendo de lo sencillo o complejo que nuestros modelos necesiten ser.

Recuerda que DITA permite una cantidad ilimitada de “temas” independientes y reutilizables que se organizan en un mapa. El mapa define la estructura jerárquica de cada publicación o elemento de salida –que puede ser bastante complejo- a la vez que permite tener temas con estructuras relativamente sencillas. Éste es el indice de contenidos del artículo:

Para acceder a la primera y segunda entrega de esta serie pulsa en los siguientes enlaces:

Autor: DRosolen
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor