Las autoridades de Estados Unidos también investigan a HP

Empresas

Uno de los tres trabajadores imputados continúa formando parte de la plantilla de la tecnológica.

Las autoridades de Estados Unidos también investigan a HP: tras la filtración que ayer ponía a la filial alemana de la tecnológica en el punto de mira de la Justicia rusa y alemana, los últimos datos apuntan a una investigación paralela y por el mismo motivo de la justicia norteamericana.
Estados Unidos investiga si la firma ha infringido la Foreign Corrupt Practices Act, una norma que impide que las empresas de ese país compren a funcionarios de otros países, tal y como apuntan fuentes cercanas a la investigación a The Wall Street Journal.
La trama se remonta a hace siete años, cuando la filial germana de la compañía pagó supuestamente 8 millones de euros para hacerse con un contrato público de 35 en Rusia. El pago y el desvío de fondos se realizó mediante un complicado entramado en el que, por el momento, ya están implicadas nueve personas.
De esas nueve, tres son empleados de la época de HP y, aunque la firma ha insistido siempre en que esos trabajadores ya no forman parte de su plantilla, hoy se ha descubierto que al menos uno de ellos, Kenneth Willett, sigue formando parte del grupo.
Willett es, según el Journal, ejecutivo de marketing senior en HP Alemania.
 
 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor