Ava 500, telepresencia estilo Sheldon Cooper de la mano de iRobot y Cisco

ComponentesWorkspace
0 0 No hay comentarios

Si eres seguidor de “Big Bang theory” recordarás el invento que realiza uno de sus protagonistas para poder estar en localizaciones remotas sin abandonar la comodidad del hogar: un robot que se desplaza con un monitor en lo alto en el que aparece la cara de Sheldon Cooper via webcam. Alguien parece haberse inspirado en ello para desarrollar este robot que permite “estar” en otra parte de manera interactiva y bidireccional.

Se llama Ava 500 y es fruto de la colaboración de Cisco con iRobot, aunque el resultado final es mucho más atractivo (además de real) que el “Sheldonbot” de la telecomedia.

Ava 500 aúna la navegación autónoma de iRobot con el sistema de telepresencia de Cisco a fin de lograr un dispositivo capaz de efectuar una colaboración entre individuos que trabajan de forma remota pero necesitan la movilidad que no permiten los actuales sistemas de videoconferencia con webcams estáticas sobre el ordenador o incluso aquellas capaces de girar y oscilar mediante control remoto pero que no pueden trasladarse desde su emplazamiento.

En esencia se trata del sistema TelePresence EX60 de Cisco instalado sobre una plataforma robotizada de iRobot con capacidad para desplazarse por distintos ambientes de manera autónoma. Oficinas, instalaciones industriales, laboratorios… puede transitar por todos ellos siendo capaz de evitar objetos y personas.

Aunque probablemente surgirán otros usuarios, en un principio está orientado para profesionales en entornos fabriles y/o de negocios. Puede controlarse a través de una aplicación para iPad y el usuario remoto sólo tendrá que seleccionar el destino sobre el mapa, indicar la estancia a la que debe dirigirse o nombrar al sujeto con quien se desee comunicarse para que Ava 500 trace la ruta, llegue al destino y busque al interlocutor.

Desde la estación de carga donde repone energía (al estilo de los dispositivos de limpieza Roomba, que también fabrica iRobot) Ava 500 puede recorrer la distancia hasta el interlocutor en modo “discreto” (con la pantalla apagada, para que nadie sepa quien está al otro lado) o público, en el que el monitor mostraría el rostro del usuario. En este modo Ava 500 puede detenerse en su trayecto para mantener una conversación con algún transeunte. El aparato permite además un uso compartido entre distintos usuarios

Cada carga de Ava 500 puede durar hasta seis horas. Estará disponible a comienzos de 2014 para ciertos (y afortunados) clientes de Cisco con un precio en alquiler de $2.000 mensuales.

vINQulo

Techworld

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor