Avánzit, en crecimiento tras reorganizar la estructura de inversores

Empresas

La compañía volvió al parqué madrileño a última hora del viernes, tras hacerse pública la entrada de Thesan Capital en el capital de la firma.

Avánzit afronta su primera jornada completa en la Bolsa de Madrid tras el anuncio el viernes de la entrada de Thesan Capital en su capital y en el de su filial Vértice 360º y la suspensión provisional durante un par de horas en la jornada del viernes.
En estos momentos, recién abierta la jornada bursátil, la compañía suma un 4,17 por ciento, manteniendo sus acciones en torno al euro y posicionándose en sintonía con su índice y con la tendencia general del parqué madrileño en su apertura de hoy. 
Thesan Capital, una entidad inversora liderada por el banco japonés Nomura, se hará con entre el 9 y el 15 por ciento de Avánzit, según lo anunciado el viernes, para lo que “suscribirá una ampliación de capital del 5% a €0,80 por acción y, en caso de ser necesario, un convertible a €0,80 de hasta un 5% del capital social que completaría la operación”, como explica la compañía en una nota de prensa.
“Considero extraordinariamente importante para Avánzit contar con un accionista institucional de referencia en el entorno actual que dé soporte a un proyecto tan ilusionante como el que venimos desarrollando desde el año 2006”, explica el máximo responsable de la empresa TIC, Javier Tallada.
De este modo, la compañía espera afianzar el desarrollo de su plan estratégico y fortalecer sus operaciones.
Los cambios en la estructura financiera de la compañía no se limitan a la entrada de nuevos inversores en la firma, sino que además se ha reorganizado el núcleo de accionistas gracias a “un acuerdo de sindicación de sus principales accionistas”, creando un núcleo “estable” y liderado por Thesan Capital.
Cotizaciones viernes
La jornada del viernes, el último día operativo del parqué madrileño y el epicentro de estos movimientos empresariales, se convirtió en un tiovivo de subidas y bajadas para las acciones de la compañía, en las que las perspectivas de cambio seducieron a los inversores y los hechos reales los desencantaron.
Así, antes de la hora de suspensión de las cotizaciones preventiva lanzada por la Comisión Nacional del Mercado de Valores, la firma sumaba un espectular 7,62 por ciento.
Tras la vuelta al mercado de las acciones de Avánzit, la tecnológica sufrió los rigores del parqué. Una vez reestablecida con normalidad su participación en el juego bursátil a eso de las cuatro de la tarde, la firma empezó a registrar una sangría en el valor de sus acciones. Aún así, y si bien abría con unas pérdidas de más del 11 por ciento, a la hora de cierre consiguió recuperar posiciones y situarse en un -8,57 por ciento, según informa Europa Press.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor