AWS: pierde el miedo a experimentar e innovar

Cloud
1 4 No hay comentarios

La Summit de Amazon Web Services recaló en Madrid y compartió sus mejores casos de uso con una audiencia ávida de trucos devops y créditos para adornar sus CV.

Alrededor de 1.400 personas asistieron la “cumbre” del 2 de junio en el Kinépolis y participaron en las numerosas actividades que había programadas: keynotes, testimonios e historias de clientes (Interflora, JobandTalent, Securitas Direct, Mapfre, BBVA, Bankinter, Raven Pack…), mesas redondas, talleres y un montón de información para acceder a créditos y trainings. El evento contó con el apoyo de Werner Vogels, CTO de la compañía y Bill Murray, senior manager del programa de seguridad.

El negocio de AWS está en plena efervescencia, con tasas de crecimiento cercanas al 64% y márgenes operativos superiores al 23%, pues parece que han dado con la fórmula del número áureo. No hay negocio de éxito, ni transformación digital, ni player disruptivo que no tenga en su base la aplicación del concepto de autoservicio y autoescalaje de infraestructuras en régimen IaaS o PaaS. Además, cada vez hay más compañías buscando profesionales cualificados para trabajar en las plataformas desplegadas por AWS, y eventos como este son una gran apuesta por la formación y la educación en habilidades y conocimientos relacionados con la nube de Amazon Web Services, así como en torno a las certificaciones oficiales de AWS. Un ecosistema que proporciona un mercado de 10.000 millones de dólares.

Tuvimos ocasión de charlar un rato con Danilo Poccia y Guillem Veiga, country manager para España. Danilo lleva cuatro años de ‘evangelista’ en AWS EMEA, aunque su carrera empezó hace 20 años como arquitecto de soluciones.

AWS Guillem_Veiga_5_02-15
Guillem Veiga

– ¿Cómo es el nuevo testamento de AWS? ¿Un folletito fácil de entender por cualquiera (barras de precios, gigas, CPUs, tiempo…) o un mamotreco con cláusulas SLA infinitas lleno de prohibiciones?

Danillo Poccia: “Las Summits de AWS son una iniciativa global que recala en las principales ciudades del mundo. El año pasado se hizo en Barcelona focalizado en el data analytics, y en esta ocasión se optó por Madrid. Estamos muy satisfechos del interés despertado, pues han asistido más de mil personas. Tampoco queríamos que viniera más gente, porque no se trata de tener después aglomeraciones. Venimos de Berlín, Estocolmo, Tel-Aviv y Londres, el siguiente evento es el celebrado en París (Le Mairie), después vamos a La Haya.

“Este tipo de reuniones es una parte importante de nuestra labor evangelizadora, porque permite una relación más personal, además de dar visibilidad a nuestros partners y clientes, nosotros funcionamos mucho por los casos de éxito y este evento es un buen escaparate. Aunque es cierto que se vio mucha gente estudiante de ingenierías con sus CV y había también muchas empresas con la camiseta de ‘We Hiring’, nuestra finalidad no es el recruitment, si bien estamos en un momento de crecimiento y buscando todo tipo de perfiles y roles.

“Más bien, nuestra intención es ayudar tanto a las start-ups como a las grandes empresas a desarrollar su creatividad en los negocios, ofreciéndoles todo nuestro soporte e infraestructura, así como innumerables créditos, para que se atrevan a construir nuevos prototipos y no tengan miedo a perder mucho dinero si fallan. Una tercera finalidad es la de ofrecer una sesión de formación de un día gratuita, con múltiples tracks donde dar cabida a proyectos empresariales, modelos de agilidad y lean, o trucos para desarrolladores y administradores de sistemas. Estamos invirtiendo mucho en trainings. Queremos extender el número de certificaciones en nuestras tecnologías, como base para promocionar sus carreras profesionales”.

– ¿A quién cuesta más convencer y atraer a la nueva fe, a los viejos CIOs fariseos con todo su complicado sistema de redes cableadas al bode del chispazo, o a los jóvenes esenios que si no es como una app que se pueda mover con un dedo no lo “compran”?

Danillo Poccia: “Hace diez años, quizás el stablishment de los departamentos TI miraban con cierta desconfianza el fenómeno incipiente de la nube, pero en los últimos tres años han tenido que rendirse al hecho de que la nube es el ‘new normal’. Y es más normal para aquellas nuevas empresas nacidas directamente en Internet, que pueden disponer de la misma tecnología punta que las grandes corporaciones, y a unos costes muy asumibles, ya que solo pagan por la parte que usen, sin tener que acometer ninguna inversión importante. Después si funciona su modelo y tienen éxito, solo tienen que escalar y asegurarse tener una capacidad bien dimensionada en su momento y poder responder con la agilidad necesaria. En este mundo, puedes conseguir más dinero, pero no más tiempo; el tiempo se ha convertido en el recurso más escaso.

“Las pymes tienen las mismas necesidades que cualquier otra gran empresa, pero tienen en las IaaS y las PaaS la solución perfecta. No necesitan tener una gran inversión de entrada para empezar a experimentar como si fuera una gran corporación. Todos quieren innovar en cualquier mercado establecido y llegar a ser un disruptor. Y la única forma es dando forma a la innovación experimentando y creando nuevos prototipos. Tienes que fallar muchos inventos, nosotros en broma solemos decir que Amazon es el mejor sitio para fallar, porque reducimos el coste de ese riesgo y hacemos que la gente pierda el miedo a experimentar”.

¿Qué argumentos de venta puede ofrecer AWS respecto a otros mercaderes del templo como Google o Microsoft, cuando ellos además ofrecen servicios y aplicaciones de empresa?

Danilo Poccia
Danilo Poccia

Danillo Poccia: “En la agenda del CEO está subrayada las palabras transformación digital. Para facilitar esa transición hemos lanzado un nuevo concepto, el de serverless. La informática sin servidores. Despreocúpate de todo, tus desarrolladores ya no necesitan tener hardware físico ni dedicar tiempo a administrarlo, todo su esfuerzo puede ser ahora encaminado al core del negocio, a buscar soluciones más ágiles y a reducir la factura TI. En todo caso, nuestros clientes vienen por nuestra potencia computacional, diez veces más que nuestros catorce siguientes competidores.

“Otra gran novedad de AWS son las granjas de dispositivos móviles, estamos constantemente introduciendo nuevos modelos con toda las versiones de todos los sistemas operativos, fabricantes, tamaños de pantalla, GHz de refresco, chips. Creemos que el futuro es ya móvil, y los desarrollos ‘mobile-first’, por eso queremos reducir la tremenda complejidad de los test para aplicaciones móviles poniendo a disposición de los equipos de devops la posibilidad de automatizar lo máximo posible sus despliegues, y que el tiempo entre releases se reduzca lo máximo posible”.

– Respecto al mercado español, ¿qué impacto tienen los modelos PaaS e IaaS en sus líneas de negocio? ¿Qué parábola es su favorita para explicarles a las pymes los beneficios en agilidad de acción, velocidad de respuesta, ahorros de costes y ganancias de seguridad?

Guillem Veiga: “Definitivamente, España es un mercado estratégico para AWS. En 2014 abrimos una oficina local, comenzamos a contratar todo tipo de roles, se trata de estar más cerca de nuestros clientes locales. Comparado con otros países del mundo en la adopción de tecnologías cloud, estamos en la sexta o séptima posición. Sin embargo, y quizás con más motivo por la crisis sufrida y que seguimos sufriendo, la necesidad de transformarse digitalmente es mayor; las empresas nacionales deben expandirse y buscar en la exportación nuevas fuentes de ingresos, buscar el negocio en otras partes del mundo. Y el cloud es un gran facilitador, porque reduce los costes de explotación de las infraestructuras TI a un precio muy razonable y democratiza su uso, independientemente del poder económico. En una visión a escala, esto significa en una gran organización como el BBVA de bajar de un 60 a un 30% los costes de explotación, y el objetivo es pasar de 45 a 5 euros el coste en tecnología por empleado. Porque el coste principal aún está en lograr la automatización de los procesos.

“Sin embargo, aún hay un par de obstáculos que hay que vencer. El primero es cambiar la cultura interna de empresa. Las organizaciones lo sienten como un problema, y más con la idea difusa de que hay que transformarse digitalmente, pero ¿cómo?, ¿por dónde empezar? Y sobre todo, ¿cómo organizarlo de manera exitosa? Muchos acuden a nosotros para que le ayudemos a definir los pasos correctos a seguir para adoptar un plan. Ya no preguntan por la seguridad o si la solución es robusta. Dan por hecho en base a nuestras referencias que compañías como Philips, Shell o General Electric no se van a meter a lo loco en aventuras. Pero debe partir la iniciativa desde arriba, desde la posición del CEO, que primero se lo tiene que creer. Después cada empresa está en una fase de aprendizaje distinta, y muchas prefieren empezar con una nube híbrida, y según van transaccionando y cumpliendo los objetivos y abaratando costes, poco a poco van perdiendo los miedos, van moviendo cargas hacia la nube pública.

“La seguridad es nuestra prioridad número uno, nos ocupamos y nos preocupamos de la encriptación en el tránsito de la información por todos nuestros sistemas. Por lo general, nos preocupamos mucho cuando está almacenada, pero no cuando está en movimiento. Pues el ataque del futuro va a estar en hacernos tomar decisiones en base a información errónea”.

– ¿Por quién apuesta que acabará antes en el trono de Roma, el open source de Red Hat o el particular de VMware?

Guillem Veiga: “Tan solo hace diez años que iniciamos la parte de proveer servicios web a terceros, y estamos más sorprendidos aún de todo lo mucho y nuevo que hemos ido aprendiendo en esta década, introduciendo más de 700 servicios y funcionalidades sólo el año pasado (duplicando año a año el número de releases) y alcanzando el millón de clientes mensuales en todo el mundo. Empleamos todo tipo de tecnologías disponibles en el mercado, y las que no existen y necesitamos las inventamos. El open source es grande, ayuda a construir grandes cosas, nosotros también contribuimos a ese mundo con librerías, encriptación, seguridad. Pero reconozco que a veces necesitamos otro tipo de software comercial o propietario, muchas veces porque así nos lo piden nuestros clientes.

“Tenemos un sistema de tarifado muy granular. También somos la única compañía que ha bajado durante estos diez años 51 veces las tarifas. A medida que podemos, siempre trasladamos al cliente cualquier beneficio. Debemos de ser de las pocas empresas que dedicamos parte de nuestro tiempo a ayudar a nuestros clientes a reducir el monto de su factura por el uso de nuestros servicios. No hemos nacido para vender algo que no necesiten. No obligamos a permanencias ni ponemos cadenas, siempre se puede uno ir.

“Es la misma filosofía de Amazon.com, siempre a favor del cliente, estamos muy orgullosos de formar parte del mismo grupo. A día de hoy, la actividad de venta online es mucho más grande que la de venta de servicios web, pero los números se desglosan por separado. Para AWS Amazon.com es un cliente más, y nos comportamos de la misma manera que cualquier otro cliente. De hecho, Netflix, que es un gran competidor directo de Amazon Instant Service, también es nuestro cliente, y no de los fáciles precisamente”.