¡Bailad teléfonos malditos, bailad!

ComponentesWorkspace

¡Ay Motorola, Motorola! Pillastres, malandrines, bribones, ¿cómo nos habéis ocultado todo este tiempo el futuro de la telefonía móvil? Probablemente no lo hayáis hecho porque es una soberana estupidez sólo comparable con ya sabéis qué y eso otro también. Al parecer los chicos del RAZR (¡bien!) y el ROKR (¡buuuuuh! ¡fuera!) ahora quieren hacer el

¡Ay Motorola, Motorola! Pillastres, malandrines, bribones, ¿cómo nos habéis ocultado todo este tiempo el futuro de la telefonía móvil? Probablemente no lo hayáis hecho porque es una soberana estupidez sólo comparable con ya sabéis qué y eso otro también. Al parecer los chicos del RAZR (¡bien!) y el ROKR (¡buuuuuh! ¡fuera!) ahora quieren hacer el KELY (o que la gente haga el ridículo) gracias a una patente que hará que tu teléfono “baile”. Sí, estupenda masa consumidora, un motivo más para comprar un móvil nuevo o hacerse ermitaño en el Monte Atlas. Usando lo que ellos llaman un “dispositivo andante”, asentado en cuatro pies que vibran a diferente velocidad y direcciones para bailar como si fuera un miembro de los Village People.

El dispositivo podría, por ejemplo, agitarse en la dirección de las agujas del reloj para indicar que tienes una llamada de la oficina, o bambolearse al contrario para alertar al usuario de la llegada de un nuevo mensaje.

Y comentada la tontería, pasamos a nuestra programación habitual de gadgets.

Dancing cellphone [New Scientist]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor