Ballmer dice adiós también a los accionistas

Empresas

El ejecutivo incide en las bondades de la nueva estrategia que él mismo puso en marcha en julio de este año.

Hace unos días Ballmer protagonizó una emotiva despedida ante más de 12.000 empleados de Microsoft en Seattle, al son de la canción que cierra la película Dirty Dancing.

Hoy el todavía CEO de Microsoft ha tomado un tono más serio para despedirse de los accionistas. Lo ha hecho a través de una carta abierta, publicada a través del site oficial de la compañía.

En ella Ballmer habla de la nueva Microsoft que empezó a erigirse con la nueva restructuración propuesta en julio. La reorganización prevé la creación de una única Microsoft centrada en la creación de una familia de dispositivos y servicios para usuarios y empresas.

La hoja de ruta prevé monetizar las actividades de alto valor primero a través de dispositivos y servicios corporativos. Con alto valor el ejecutivo se refiere a las experiencias de usuarios individuales y empresas que pueden facilitar los productos de Microsoft. Skype para comunicarse o reunirse desde cualquier lugar, servicios para gestionar cantidades masivas de datos.

No hay ninguna referencia a la adquisición de Nokia, que ha sido tildado como “hecho clave” en la transformación de la empresa.

A pesar del tono formal, el ejecutivo estampa su sello más emocional al referirse a su etapa en Microsoft como una experiencia apasionante. “Sé que lo mejor está por llegar”, sentencia.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor