Ballmer se lava las manos en el escándalo de “Vista Capable”

PCSistemas OperativosWorkspace

Los abogados que representan a Microsoft en el caso de “Windows Vista Capable” han presentado una declaración en la que el CEO de Microsoft dice “que no fue partícipe de ninguna decisión operativa sobre dicho programa”. La presunta publicidad engañosa del “preparado para Vista” se juzga en Seattle.

Los demandantes alegan que Microsoft engañó a sabiendas a los consumidores, permitiendo que los fabricantes de ordenadores colocaran la pegatina del “preparado para correr Vista”, cuando la mayoría de equipos no tenían la suficiente potencia para actualizarse a Vista y ejecutar sus promocionadas nuevas funcionalidades como la interfaz Aero.

Según la demanda, Microsoft ante el retraso de Windows Vista, creó una demanda artificial de ordenadores en la campaña navideña de 2006, catalogando como “Vista Capable” máquinas que con el XP preinstalado a duras penas pudieron actualizarse posteriormente a la versión más modesta “Home Basic”.

Ahora, Ballmer argumenta en su declaración que “tuvo breves debates genéricos sobre los requisitos técnicos y el calendario para el programa Windows Vista Capable con ejecutivos de compañías asociadas, incluyendo a Intel Corp”. “Yo simplemente transmití las preocupaciones de nuestros socios a los miembros de la dirección de Microsoft responsables de tomar las decisiones relativas a requerimientos técnicos y calendario de Vista Capable”, dice Ballmer.

Entre los responsables, Ballmer cita a Jim Alchin, el que era co-presidente de la plataforma de productos y servicios, y a Will Poole vicepresidente de negocio de Windows cliente en aquellas fechas. Los dos ejecutivos presentarán su declaración la semana próxima en el caso que se celebra en Seattle tras la admisión a trámite de un juez de distrito, las acciones judiciales contra Microsoft.

vINQulos
seattlepi

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor