Barnes&Noble, ¿la primera víctima ebook?

Empresas

Las acciones de Barnes&Noble están infravaloradas, según la compañía, que está ya considerando “alternativas estratégicas” como la venta.

Las nuevas tecnologías podrían tener su primera víctima: sacrificada a los dioses de la electrónica, Barnes&Noble, la mayor cadena de librerías de Estados Unidos, ha anunciado que está considerando “alternativas estratégicas, incluida la venta”.
La razón de esta drástica decisión es el precio no muy acorde con las expectativas de la firma de sus acciones. Infravalorados: así es como están ahora mismo los títulos de Barnes&Noble, según ha explicado en un comunicado la librera.
“Como principal vendedor de libros del mundo, Barnes & Noble tiene un nombre icónico y una serie de ventajas competitivas únicas que creemos harán posible que la compañía alcance el éxito en este mercado tan rápidamente cambiante”, apunta en el comunicado la junta de dirección.
La Ejecutiva, aseguran, confía en la estrategia de la casa y en su equipo gestor, “que está registrando un crecimiento explosivo en el negocio de rápido crecimiento del mercado digital”.  
Entre sus logros está, sin duda, Nook, el lector de ebooks made in Barnes & Noble, y su estrategia de apostar por una convivencia armónica entre libros electrónicos y libros analógicos. Una vez en la librería, el usuario no sólo puede comprar un texto alcanzándolo en una estantería, también puede conectarse al WiFi del establecimiento y descargárselo en formato electrónico.
Sin embargo, las viejas librerías acusan el tirón de las nuevas y de un mercado, el editorial, que ya no es lo que era y del que ya no se puede esperar lo mismo, algo a lo que los títulos de Barnes&Noble no han sabido resistir.
El fundador y mayor accionista, Leonard Riggio, ha anunciado que valora lanzar su oferta por el total de la enseña.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor