Ericsson desarrolla tecnología inalámbrica a partir de deshechos

OperadoresRedes

Sus nuevas estaciones base para comunicaciones wireless utilizarán deshechos
orgánicos como combustible, en una clara apuesta por las tecnologías limpias y
los países en desarrollo.

Ericsson se ha sumado a la búsqueda de
energías respetuosas con el medio ambiente, y ha anunciado la puesta en marcha
de cuatro estaciones base para comunicaciones móviles en la región india de
Maharashtra que utilizarán desechos de pescado y aceite vegetal como
combustible.

La instalación de dichas estaciones en estas zonas, donde hasta ahora no ha
habido cobertura para dispositivos móviles, ha seguido un estudio de viabilidad
conducido conjuntamente por el fondo de desarrollo de la
GSM Association y el operador
local Idea Cellular.

Paralelamente, Ericsson y la GSMA están trabajando sobre un programa similar
en Nigeria, en este caso con el operador
MTN Nigeria.

En un futuro próximo, ambas organizaciones pronostican que los biocarburantes
producidos en la zona, como los aceites extraídos de la
jatrofa, también serán
utilizados, lo que abre una doble esperanza: la creación de nuevos puestos de
trabajo y la posibilidad de vencer los obstáculos que a menudo presentan las
infraestructuras locales.

De hecho, mientras que muchos países del mundo desarrollado ya tienen una
penetración de la telefonía móvil que ronda el cien por cien, se estima que
aproximadamente 2.000 millones de personas en todo el mundo viven en áreas sin
suministro eléctrico, y un 20 por ciento de la población mundial lo hacen en
zonas sin cobertura wireless. Por este motivo, el Fondo de Desarrollo de la GSMA
cree que encontrar soluciones energéticas alternativas, como los biocarburantes,
es clave para la creación de redes móviles en tales regiones.

Además de biocarburantes, la organización trabaja en proyectos para utilizar
la energía solar y la eólica como combustibles de las estaciones de redes de
telefonía móvil. Al mismo tiempo, ha reducido el coste de los terminales, para
hacerlos más accesibles en las comunidades más pobres, e investiga sobre la
posibilidad de usar tecnologías móviles para mejorar atención sanitaria.

La idea de que el futuro de la industria wireless descansa en los países en
vías de desarrollo está bastante extendida. No obstante, el principal obstáculo
al que debe hacer frente es que la mayor parte de la población de estas naciones
vive en áreas en las que los recursos energéticos son inexistentes o poco
fiables para impulsar infraestructura inalámbrica.

Al mismo tiempo, en el mundo desarrollado, las energías alternativas también
suman enteros en el entorno wireless. En este sentido, el operador de red móvil
de Reino Unido Orange ha presentado un nuevo
cargador impulsado por energía eólica, resultado de una colaboración con el
Profesor Shashank Priya de la Universidad de Texas
en Arlington
. Se trata de un aparato pequeño, de unos 150 gramos de peso, y
que cabe cómodamente en una mochila, según afirma
Red
Herring
.

Aunque aún falta algún tiempo para asistir al lanzamiento comercial de un
producto de estas características, por el momento se podrán contemplar los
prototipos que serán expuestos en el
Festival de la Música y las
Artes de Glastonbury
que este año se celebra en Pilton, Somerset, del 22 al
24 de junio.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor