Bélgica podría conservar durante dos años los mails de sus ciudadanos

Empresas

Las operadoras teleco no se muestran conformes: “Si la Justicia quiere unos períodos de conservación más largos, no tiene más que asumir los costes”.

Bélgica podría conservar el rastro de las comunicaciones online de sus ciudadanos durante un largo período de tiempo.
El ministro de Justicia, Stefaan De Clerck, trabaja en un proyecto de ley que guardaría los datos de los ciudadanos durante dos año, para poder así responder a las necesidades de la Justicia, tal y como recoge el diario Le Soir. En principio, y según el diario, la información que se conservaría sería la ligada al momento en el que el usuario se conecta y se desconecta de la red y quién y a quién se envían los mails.
La norma sigue la línea de, por ejemplo, la aprobada en Suecia el año pasado y puesta en marcha este mes de abril. La ley sueca almacena los registros de comunicación de sus ciudadanos en un fichero estatal al que se puede acceder en caso de que se sospeche que se ha infringido alguna ley.  La sociedad sueca se muestra dividida entre la aceptación y el rechazo a la norma.
En Bélgica ya se han manifestado contra la medida la propia Comisión que debe estudiar el proyecto (y que tacha de demasiado largo el período de conservación de datos) y las operadoras de telecomunicaciones. Las telecos tienen que afrontar ya la conservación de los datos asociados al tráfico generado por sus clientes durante seis meses, con el coste asociado. La ampliación del período multiplicará los gastos, algo con lo que no se muestran conformes.
“Si la Justicia quiere unos períodos de conservación más largos, no tiene más que asumir los costes”, asegura al diario bruxeliense la Asociación Belga de proveedores de servicios Internet (ISPA). “Si la Justicia quiere conducir un Rolls Royce, tiene que pagar el precio. Si no, será el usuario a quien le tocará pagar más”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor