Berlín no seguirá los pasos de Munich y rechaza apostar por Linux

CloudEmpresas

Microsoft no perderá presencia en los ordenadores de la administración de la ciudad de Berlín a pesar de los intentos de algunos políticos de apostar por Linux.

El Partido Verde había propuesto en el Parlamento Estatal de Berlín que la ciudad realizara una migración del 25% de los equipos de trabajo y de todos los servidores a Linux.

El plan de los políticos ecologistas fue revisado por una comisión y finalmente rechazado tras recibir los votos en contra de la coalición formada por el SPD y la CDU, los partidos que actualmente gobiernan en la capital germana.

Entre sus razones para rechazar la propuesta, la CDU indicó que estaba claramente basada en prejuicios a favor del software open source y en contra de las soluciones propietarias.

A cambio de su negativa, los partidos en el poder en Berlín quisieron compensar a los partidarios del código abierto con el visto bueno a una petición que promueve la adopción de más estándares abiertos.  

Desde el Partido Verde llevan mucho tiempo trabajando para lograr la adopción del software de código abierto en los organismos públicos, y una propuesta similar a la que acaba de debatirse también fue rechazada en el pasado.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor