¡Bienvenido a la economía permanentemente activa!

CloudDatos y AlmacenamientoVirtualización

Jorge Vázquez, country manager de Veeam Software Iberia, subraya la importancia de las tecnologías de disponibilidad.

2016 podría ser el año de mayor crecimiento en la Unión Europea desde 2007, según datos de PwC. En 2015 vimos una mejora en el rendimiento económico y un descenso de las tasas de desempleo. Para el sector empresarial dentro de Europa, el crecimiento dará lugar a una mayor prosperidad para las empresas de todos los tamaños, desde pymes hasta grandes corporaciones.

Sin embargo, este crecimiento será sostenible en el tiempo solo si va acompañado de trabajo duro y de la implantación de tecnologías eficaces e inteligentes. La naturaleza del negocio moderno supone que los fines de semana y las pausas a la hora de comer han pasado a un segundo plano: el maratón comercial toma el relevo. Más que nunca, los empresarios no pueden permitirse el más mínimo tiempo de inactividad, dado que cualquier interrupción del servicio habitual puede dar como resultado una pérdida, sobre todo para aquellas empresas cuyo negocio se basa en la operación continua y el servicio de atención al cliente las 24 horas del día y los 7 días de la semana.

Decir sí a la disponibilidad

Al analizar las consecuencias del tiempo de inactividad tenemos que ir más allá de las consecuencias económicas y tener en cuenta el riesgo para la reputación de una empresa que acompaña a una interrupción del servicio. De acuerdo con un informe sobre disponibilidad elaborado en 2016, el 73 % de los directores y responsables de la toma de decisiones del departamento TI piensan que el tiempo de inactividad y la pérdida de datos afectará de forma negativa a la confianza de los clientes y a la integridad de la marca. Recuperar la buena reputación de la empresa requiere mucho más tiempo y esfuerzo que restaurar una infraestructura operativa. Por eso, es fundamental protegerse por adelantado. Hasta hace poco la mayoría de las empresas habían prestado poca atención a esta medida, a pesar de las múltiples incidencias de pérdida de datos de gran importancia.

Para que una empresa esté protegida frente el tiempo de inactividad no planificado, debe aceptar y adoptar el mantra del negocio: “permanentemente activo”. El informe de Veeam sobre disponibilidad revela que el coste medio del tiempo de inactividad de las aplicaciones clave para el negocio prácticamente llega a los 80.000 dólares por hora. En el caso de las aplicaciones que no son clave para el negocio, la cifra baja hasta alcanzar prácticamente los 60.000 dólares por hora. También descubrió que el 84 % reconoce que su empresa sufre una ‘brecha de disponibilidad’, lo que también se conoce como la distancia entre lo que el departamento TI puede ofrecer y lo que demandan los usuarios.

En la actualidad, los retos para los sistemas TI se han multiplicado. La fiabilidad y estabilidad de los sistemas TI que proporcionan acceso instantáneo e ininterrumpido a archivos y aplicaciones, permiten a las empresas operar de forma permanentemente activa y este debe ser el estándar común. El éxito de la empresa permanentemente activa, que ha reemplazado el antiguo patrón de trabajar “5 días a la semana, 8 horas al día”, se basa en la disponibilidad de datos y aplicaciones las 24 horas del día, los 7 días de la semana, desde cualquier parte del mundo.

Mantenerse permanentemente activo empieza y termina en la tecnología

Jorge Vazquez_Perfil 1
Jorge Vázquez, Country Manager de Veeam Software Iberia

Un entorno permanentemente activo requiere data centers adecuados que se puedan redimensionar de acuerdo con las necesidades de la empresa. Uno de los principales factores que puede impulsar a las empresas a modernizar sus data centers es poder reducir los costes operativos de TI. En Europa, los responsables de la toma de decisiones de TI de Italia (80 %), Reino Unido (77 %), España (73 %) y Alemania (66 %) son los que pueden decir que están intentando reducir los costes operativos de TI para modernizar los data centers. En estos países la presión por reducir costes es probablemente lo que motiva las actualizaciones (en lugar de la necesidad de mejorar la disponibilidad de los data centers) pero esta actitud no es necesariamente la “correcta”. Debe haber un equilibrio entre ahorrar costes y el valor que ofrece una solución. En este caso, puede haber posibles beneficios financieros indirectos al minimizar el tiempo de inactividad potencial.

Además del negocio permanentemente activo, también es importante que las empresas puedan garantizar la seguridad de su almacenamiento y sean capaces de recuperar datos en una situación crítica. Aquí el papel principal lo desempeña la solución de disponibilidad, que tiene la tarea de asegurar la continuidad de los procesos comerciales y la habilidad para restaurar la infraestructura desde cualquier sitio, sin que suponga una carga para el entorno.

Ahora que los backups tradicionales se están convirtiendo en algo obsoleto, el mercado de la disponibilidad de datos alcanza cifras de hasta 12.000 millones de dólares, según los datos de Roy Illsley, analista principal de Ovum. Debido a este crecimiento del mercado, las empresas deben reemplazar ahora la infraestructura TI existente con soluciones TI y tecnología de virtualización de confianza. Hoy, más del 50 % del mundo opera con servidores virtualizados y Gartner ha previsto que esta cifra aumentará hasta llegar al 82 % en 2018. Los servidores virtuales albergan enormes cantidades de datos y, para evitar la pérdida de datos resulta imperativo que las empresas lleven a cabo backups regulares de los archivos que les permitan garantizar la disponibilidad constante.

Las prácticas de replicación no deben quedarse atrás y por eso deben ofrecer instrumentos que les permitan hacer frente a la complejidad de la arquitectura de los sistemas TI modernos y así prevenir la pérdida de datos con una solución de protección y recuperación en caso de desastre.

Si tenemos esto en cuenta, resulta sorprendente ver que, de acuerdo con los datos recogidos en Europa, los países con mayor probabilidad de emplear backup locales, tanto en la actualidad como dentro de dos años, son Alemania (71 %), Italia (83 %) y España (63 %), según los datos registrados por Veeam. Estas estadísticas sugieren que estas regiones en cierto modo van con cierto retraso a la hora de implantar métodos modernos de protección de datos y recuperación en caso de desastre, como son el backup offsite a disco, cinta o cloud. En comparación, el Reino Unido parece ir por delante, dado que apenas un 54 % de los encuestados respondieron que era probable que utilizasen backups locales en lugar de backup offsite.

Existe una necesidad creciente de disponer de una nueva generación de soluciones para los sistemas de backup y recuperación, sobre todo si ese tipo de hardware puede proporcionar snapshots cada 15 minutos y crear backups para la restauración de todo un sistema o de una pequeña sección. El backup siempre debería seguir la regla del “3-2-1”, que establece disponer siempre de tres copias de datos, en dos dispositivos diferentes, (el segundo en medio físico) y otra en “cloud” (en medio físico externo). Este método le proporciona al usuario acceso de forma permanente a los archivos desde cualquier lugar del mundo, sin importar los fallos potenciales.

Las tecnologías de disponibilidad no eran accesibles para la mayoría de los empresarios y directores debido al alto coste y a un número limitado de aplicaciones de negocios. En la actualidad existen soluciones para las pequeñas y medianas empresas que ofrecen el nivel necesario de protección, permitiendo que se lleve a cabo el backup de datos en un periodo de tiempo corto.

Gracias a las nuevas soluciones de alta calidad la disponibilidad de la información las 24 horas del día y los 7 días de la semana se está convirtiendo en una realidad para millones de empresarios en todo el mundo, preparando el camino para la era de la empresa permanentemente activa.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor