Bill Gates se convierte en accionista de referencia de la empresa española FCC

Empresas

Más de 113 millones de euros han salido de las cuentas del cofundador de Microsoft para hacerse con un 6 % de Fomento de Construcciones y Contratas, quedando por detrás únicamente de la presidenta de la empresa española, Esther Koplowitz.

Tras la participación mayoritaria de Esther Koplowitz (53,9 % de las acciones) y las que están circulando libremente en el mercado bursátil (39,9 %), Bill Gates se ha convertido en el segundo mayor accionista de la empresa con un 6 % de Fomento de Construcciones y Contratas.

Tras conocerse la operación el valor de los títulos de FCC ha experimentado una subida al alza superior al 5 %. El consejero delegado de la empresa española ha manifestado su satisfacción tanto con la entrada de Gates en la misma como con la positiva acogida de los mercados a esta situación, afirmando además que se trata de una inversión a largo plazo que representaría la confirmación de que España es un destino atractivo para inversores y por tanto significaría una recuperación de la confianza en las empresas de nuestro país y por tanto un rayo de esperanza hacia la llegada del final del actual período de crisis.

De hecho el titular con el que el prestigioso Financial Times relata la noticia dice literalmente que “Gates apuesta por la recuperación en España con su inversión en FCC”.

En los últimos meses y en un intento por refinanciar la deuda que mantiene y reorientar su posición, FCC ha mantenido una serie de reuniones en diversos lugares del mundo con la finalidad de recabar posibles entradas de capital frente a analistas e inversores en Londres, Paris, Ginebra o Nueva York y antes del verano Gates habría contactado con la empresa para manifestar su interés.

Una de las maniobras que más impacto causaron fue permitir que la filial austriaca de FCC, Alpine, fuera declarada en quiebra, demostrando para muchos analistas la seriedad con la que la empresa española está afrontando su reestructuración.

La fortuna del expresidente de Microsoft y actual filántropo al frente de la fundación que lleva su nombre y el de su mujer Melinda no ha quedado especialmente mermada, ya que se la calcula un patrimonio superior a los 54.000 millones de euros.

vINQulo

Financial Times

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor