BitTorrent.com inicia su andadura legal

Cloud

El proyecto fundado por Bram Cohen ha migrado a un modelo de servicio comercial hoy, con la puesta en escena de un servicio de alquiler de películas a través de la red BitTorrent.

Por ahora el servicio sólo está disponible en EEUU, y los precios del alquiler oscilarán entre los 2,99 y los 3,99 dólares, mientras que su servicio ‘download to own’ de vídeos musicales y episodios de series televisivas saldrá por 1,99 dólares por elemento descargable. Como indica el nombre de ese último servicio, no se trata de un alquiler, sino de una venta.

La empresa ha firmado acuerdos con varias distribuidoras como Warner Bros o 20th Century Fox, y según Cohen las descargas serán mucho más rápidas que otros servicios similares gracias a la red BitTorrent. Además, promete, utilizarán los mejores códecs de compresión – sin indicar cuáles, por cierto.

Al menos dos dudas me surgen al respecto: la potencia de la red BitTorrent reside precisamente en el número de usuarios que actúan como seeds (semillas) y peers (clientes), por lo que la velocidad de la descarga dependerá totalmente de que esos ‘alquileres’ estén teniendo un éxito rotundo. En segundo, como afirman en TorrentFreak, resulta anecdótico que las mismas descargas estén disponibles en trackers públicos de forma ilegal, lo que minimiza la relevancia del sistema de pago propuesto por Bram Cohen y su empresa.

Para más INRI, el nuevo servicio aplicará una capa DRM que invalidará los ficheros de vídeo para su reproducción en otras plataformas como MacOS o Linux, según la noticia de TorrentFreak.

La historia de Napster se repite.

vINQulos
TorrentFreak
BitTorrent.com

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor