Blackberry analiza su futuro y no descarta ponerse a la venta

Movilidad

No corren tiempos muy buenos para la empresa canadiense que pugna por abrirse hueco en el mercado con sus Blackberry z10, Q10 y compañía pero que ve como incluso en su país de origen y en la vecina Estados Unidos donde siempre tuvo un nutrido mercado decae el interés por sus dispositivos. Se valora la posibilidad de establecer una joint venture e incluso ser adquiridos por alguna otra empresa.

Blackberry está en venta, como una de las posibilidades para sortear el mal momento que atraviesa. Un comité interno especial esta explorando las posibilidades que se abren para que la empresa tenga un futuro y no se descarta que este pase por ser adquiridos por otra empresa así como poder llegar a acuerdos de colaboración en distintos grados con otras empresas. Y no pueden dejar pasar mucho tiempo porque incluso una adquisición en un momento en que el “paciente” tenga las “constantes vitales” bajo mínimos podría hacer que se repitiese el fiasco de la compra de Palm por parte de HP, algo que en forma castiza podría describirse como “engordar para morir”.

De hecho el punto más bajo lo alcanzó precisamente en el momento del pasado trimestre en que presentó tres nuevos modelos: ventas por los suelos mientras las expectativas estaban por las nubes, quizá en un afán demasiado optimista. En junio Blackberry tenía un 2,9 % del mercado global mientras que en la misma época de 2012 su presencia era del 4,9 %. Junto a la batalla entre los dos grandes, iOS y Android, a la casa canadiense no le ha favorecido nada la llegada (tímida, también hay que decirlo) de un tercero en discordia, Windows, gracias al acuerdo entre Microsoft y Nokia que quizá podría inspirar el afán de Blackberry por encontrar un aliado.

Algunos analistas bursátiles no se muestran en absoluto optimistas hacia el futuro de la casa canadiense dada su sangría de ventas (y de usuarios, no olvidemos quienes abandonan sus terminales por otros de la competencia) así como por la cantidad de dinero que la empresa invierte en tratar de salir a flote sin lograrlo, algo que podría incluso empeorar ahora que Blackberry ha anunciado su disposición a ser adquirida, algo que no redunda precisamente en reforzar la confianza de los posibles inversores en la empresa. Y es que ¿quién podría comprar Blackberry?

Los canadienses han tratado de llegar a acuerdos con HTC y Microsoft, pero los primeros no necesitan el hardware y los segundos ya han establecido una alianza con Nokia. Samsung podría tener cierto interés pero ya está desarrollando su propio SO, Tizen, en un movimiento para tratar de alejarse de la influencia de Google, propietaria de Android pero también de su propio fabricante de móviles, Motorola, que acaba de presentar un nuevo dispositivo, el X Phone. Tizen parece por el momento un SO más orientado a terminales de la gama de acceso y podría resultar interesante disponer de un software como el de Blackberry, más elaborado, para terminales de gama alta… pero no parece que los surcoreanos estén muy por la labor.

¿China? ¿Podría estar ahí la respuesta? Blackberry ha jugado anteriormente con gran acierto sus cartas en el mercado de los smartphones de gama media con el modelo Curve y es precisamente ese sector de acceso el que más interesa a empresas muy competitivas como Huawei, Lenovo y ZTE… el problema estaría en la gran cantidad de patentes tecnológicas pertenecientes a Blackberry que pasarían a control de esas empresas chinas, algo que los gobiernos canadiense y estadounidense no parece muy dispuestos a permitir por razones de tipo geoestratégico y político. De hecho si llegase a aprobarse una venta a una empresa china el mercado USA se desmoronaría para Blackberry, donde recordemos que se ha investigado a Huawei y ZTE por supuesto espionaje industrial.

En lo que sí coinciden los analistas es en que suceda lo que suceda con Blackberry debe ser rápido, puesto que entre otras cosas esta incertidumbre podría dar al traste con el lanzamiento de sus nuevos terminales, lo que supondría la puntilla para la empresa.

vINQulo

Cnet

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor