BMC predice las tendencias para 2010

CloudEmpresasProveedor de ServiciosProyectos

Comienzan a prepararse los presupuestos del próximo año para los departamentos TI y los responsables deben afrontar nuevas situaciones pero con importantes recortes.

Gartner hace poco tiempo definía el 2009 como “el peor año que se recuerda”. Sin embargo, el que está a punto de comenzar enfrentará a los CIOs de las compañías a una situación inédita, ya que los presupuestos se han ajustado aún más pero es necesario mantener o mejorar los niveles de servicio de anteriores periodos para superar la crisis económica.

bmcsoftware.jpg

Según la analista, el gasto tecnológico terminará viéndose reducido durante este año 2009 en torno al 5,2%. Por el contrario, 2010 será un año de mayor inversión, pero no así en los presupuestos de las organizaciones de TI, que deberán seguir desplegando lo que han aprendido durante los últimos meses. Es el caso de la automatización de procesos, la virtualización o el cloud computing, tendencias clave para la recuperación económica sin que el negocio se vea afectado.

Estas y otras tendencias que detallamos a continuación son las que BMC Software identifica como más importantes para el año 2010:

1. El gasto de capital en TI se convierte en gasto operativo. La automatización de TI, la virtualización y el cloud computing lideran esta nueva orientación.

La automatización de TI seguirá siendo la solución preferida por los CIOs y los empleados del sector con menor cualificación puesto que ambos colectivos ahorran dinero y, sobre todo, permite a los responsables de personal de los departamentos de TI realizar el trabajo más agradecido y que más beneficios genera. La tecnología sirve además como fundamento para muchas iniciativas de TI de alta prioridad, como son la virtualización o el cloud computing, que aportan muchas ventajas en términos de nivel de utilización de los recursos, menores costes y mayor escalabilidad.

2. La crisis presupuestaria de ayer es la realidad de hoy.
Los departamentos de TI se enfrentarán al reto inédito de tener que mantener los mismos niveles de servicio alcanzados durante 2009 pero bajo un recorte espectacular de sus presupuestos, aun cuando el comienzo de la recuperación empiece a generar presiones sobre las infraestructuras. Los CIOs, siguiendo la teoría de que una recuperación a largo plazo puede suponer la consolidación de una nueva norma basada en un menor gasto en TI, seguirán consolidando sus infraestructuras y empaquetando tareas para mantener este nuevo criterio para sus presupuestos y lograr descongelarlos finalmente. Ciertas soluciones como la planificación de la capacidad serán una ayuda para que estos CIOs sigan atentos a la detección de recursos infrautilizados y a cómo conseguir hacer funcionar a plena capacidad sus sistemas distribuidos y de mainframe.

3. Los ciclos de renovación de equipos/infraestructuras requieren un proceso riguroso de control de su instalación y retirada.
La mayoría de departamentos de TI asumen una fuerte limitación de sus fondos disponibles para renovar sus actuales equipamientos e infraestructuras, por lo que va a ser indispensable disponer de controles estrictos y un sistema de gestión riguroso del entorno para obtener el máximo rendimiento de las inversiones. La automatización de TI y la gestión de servicios de TI van a ser elementos cruciales a la hora de conocer el rendimiento en tiempo real de la infraestructura actual, así como para obtener métricas de ROI, cuya importancia se verá incrementada cuando haya que volver a planificar los presupuestos, en 2011. Ciertos activos, como los PCs retirados y los nuevos, los servidores y elementos de red deberán someterse también a un estrecho control para evitar gastos innecesarios.

4. El interés de los CIOs seguirá centrado en encontrar un punto de equilibrio entre costes, riesgos y crecimiento.
Independientemente de la recuperación económica, Gartner predice que las presiones en el sentido de mejorar la eficiencia y la productividad van a aumentar espectacularmente. Los directivos de TI deberán prepararse para un aumento del ritmo de crecimiento, y tener listas aquellas capacidades que se demanden en el momento en que surja la necesidad. Las tecnologías de inteligencia predictiva van a ser muy útiles en este caso para analizar los entornos de TI en tales condiciones. Los directivos de TI van a poner sus esperanzas en el uso de ciertas plataformas de estandarización, como es el caso de Business Service Management, para reducir sus costes de TI, gestionar sus riesgos y estar preparados para el crecimiento.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor