Bolsa Madrid: El Ibex 35 pierde los 9.400 puntos

Empresas

El selectivo comenzó la semana en rojo, al perder un 0,97% y cerrar en 9.316,8 unidades.

Las bolsas europeas comenzaron la semana en terreno negativo y el Ibex 35 no ha sido la excepción. El principal selectivo de la Bolsa de Madrid perdió 91,30 puntos (-0,97%) y se situó en las 9.316,8 unidades, tras oscilar entre un máximo de 9.460,3 y un mínimo de 9.232,2 enteros.

Los inversores negociaron 4.153 millones de euros en todo el mercado español. Los analistas han señalado que las intensas subidas de las bolsas no han contemplado etapas de toma de beneficios. Por otra parte, pese a algunos datos macroeconómicos positivos, la incertidumbre todavía es elevada, tal y como destaca Cinco Días.

Esta tendencia podría explicar el por qué de las caídas europeas, con un retroceso del 1,9% para el Cac francés, del 0,9% para el Dax alemán y del 0,6% para el Ftse inglés.

En el marco de la Reunión Económica Mundial del Banco de Pagos Internacionales (BIS), el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean Claude Trichet, comentó que la economía mundial se acerca a un “punto de inflexión” que ya se ha producido en varios países. Por eso, Trichet resaltó que los bancos centrales deben contar con estrategias de escape ante el riesgo inflacionista.

El mercado español presentó el retroceso de sus principales valores. Telefónica, que mañana repartirá un dividendo de 0,50 euros brutos por acción y que el miércoles presentará los resultados del primer trimestre, cedió un 0,66%.

Indra, en cambio, logró sumar un 0,13%. La tecnológica anunciará sus resultados el próximo jueves, un día después que Telefónica.

Mercado continuo

El sector del software y la electrónica subió un 0,50%, gracias al impulso de Indra que logró contrarrestar el recorte de Tecnocom (-1,74%) y Amper (-1,49%).

El índice de las telecomunicaciones, por su parte, cayó un 0,67%, con los retrocesos de Telefónica, Avánzit (-2,06%) y Jazztel (-1,72%).

Cabe destacar que el presidente de esta última operadora, Leopoldo Fernández Pujals, pronosticó que, en 2013, la empresa no tendrá deuda, ganará más de 100 millones de euros y repartirá dividendo.

“La compañía va muy bien, por lo que conviene invertir. Si seguimos a este ritmo superaremos nuestros propios objetivos”, expresó el directivo en declaraciones reproducidas por Bolsamania.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor