Bono (U2): “Apple es como un culto religioso”

Fabricantes de SoftwareProyectos

Músico, activista político y humanitario, líder… el cantante del grupo U2 hace años que guarda relación con la marca de la manzana mordida gracias RED, su iniciativa para luchar contra el SIDA que permite destinar a dicha causa parte de lo obtenido con el precio de un producto, en este caso con los iPod modelo RED. Hace tiempo que desde Cupertino no sacan al mercado productos bajo esta campaña y Bono no parece muy contento con ello, así que ha aprovechado su presencia en el Festival de Cine Publicitario de Cannes para expresar su opinión.

No se esconde Bono para lanzar sus críticas puesto que tenía a su lado en el escenario a Jony Ive. Tampoco supuso un argumento para rebajar sus críticas el hecho de que con la iniciativa RED a través de Apple llegaran a recaudarse más de 75 millones de dólares.

Bono explicó que para Steve Jobs la iniciativa RED en sus productos nunca fue algo importante (de hecho es bien conocida la falta de interés de Jobs por las iniciativas benéficas) con lo que ni siquiera les ofrecía un cierto protagonismo ni en las tiendas físicas ni en la página web. La crítica más acerada llegó al comparar el comportamiento de Apple con el de “un culto religioso”, una afirmación que no deja de ser irónica viniendo de alguien que en ocasiones incurre en comportamientos casi mesiánicos o que aprovecha su enorme popularidad para difundir sus propias iniciativas (elogiables, todo hay que decirlo) casi con un halo de santidad.

No obstante esta crítica de Bono no está totalmente infundada ni parece una ocurrencia que sólo ha tenido él. Más de uno se ha referido a la devoción que algunos sujetos manifiestan por esta marca y sus productos como algo que bordea el culto obsesivo, por no hablar de la casi santificación en la que muchos sitúan al tristemente desaparecido Steve Jobs. De hecho ya en 2011 un estudio realizado por neurocientíficos declaró que existían similitudes entre la estructura neuronal del cerebro de un fan de Apple y el de una persona religiosamente devota.

También en 2012 la antropóloga Kirsten Bell llegó a describir un evento Apple como una liturgia cargada de símbolos sagrados, comenzando por la propia e icónica manzana mordida (la inspiración en la manzana de Eva es más que evidente). Incluso se refirió Bell a que “Tim Cook y sus cardenales se dirigen a la audiencia para reconstituir y renovar la fe en el mensaje esencial de esta marca/religión”. Sería este un momento apropiado para recordar que los estudiosos de marketing se refieren como “apostolado” a esa virtud de los fans de Apple por la que tratan de “convertir” a cuantos les rodean alabando las virtudes (que, por supuesto, las tienen) de los dispositivos de la marca, explicando lo bien que les va con ellos e intentando convencerles de que cambien su móvil/tablet/ordenador por uno con el logotipo de la manzana mordida.

Con todo no deja de ser irónico que a pesar de la comparación con una religión, Bono, que podría ser objeto de la misma crítica que él hace, no tenga ningún problema en haber vinculado su imagen con la marca.

vINQulo

AdWeek

Cnet

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor