El ‘boom’ de la conducción asistida y autónoma ya se ve en el horizonte

InnovaciónInvestigación y Desarrollo

El negocio del software y hardware para sistemas de conducción asistida y vehículos autónomos superará los 144.000 millones de dólares en 2025, según Juniper Research.

La conducción actual, tal y como la conocemos, tiene los días contados. Quizá el automóvil sin conductor y completamente autónomo todavía nos quede un poco lejos, pero poco a poco vamos a ir viendo avances en ese camino. Antes de que los vehículos autónomos se popularicen asistiremos a la paulatina introducción de los sistemas avanzados de asistencia al conductor (ADAS, por sus siglas en inglés) y los coches semiautónomos.

Según el estudio ‘Autonomous Vehicles & ADAS: Adoption, Regulation & Business Models 2016-2025’, elaborado por Juniper Research, el hardware y software para sistemas ADAS y vehículos autónomos alcanzará los 35.000 millones de dólares en 2020. Los automóviles semiautónomos representarán entonces el 59% de los ingresos. Pero el ‘boom’ llegará en el siguiente lustro, en el que la facturación se multiplicará por cuatro, situándose en 144.000 millones en 2025.

La investigación ha detectado que los sistemas ADAS aún carecen de una penetración significativa en el mercado masivo, pero vaticina que su presencia aumentará rápidamente en los siguientes cinco años, impulsada por varios factores.

En primer lugar, pronostica que las especificaciones de los reguladores serán más estrictas, sobre todo para proteger a los usuarios vulnerables de la carretera, como los peatones. De este modo, recomienda a los fabricantes de componentes que inviertan en sistemas ADAS más sofisticados, con el fin de obtener las más altas calificaciones. También augura el interés creciente de los gobiernos de todo el mundo por razones medioambientales y de seguridad.

Además, el estudio cree que algunas compañías, como por ejemplo los proveedores de servicios de viaje compartido, adoptarán los vehículos autónomos con el fin de reducir sus costos operativos. Y la investigación destaca que la reducción de los costes de hardware, particularmente los sensores, hará que los sistemas ADAS se conviertan casi en una ‘commodity’.

Juniper Research también clasifica a los cinco principales fabricantes de primer nivel de sistemas y componentes para la automoción, valorando su gama de productos,  creatividad e innovación, asociaciones e implementaciones, potencial futuro y oportunidades de mercado. Este ‘top 5’ estaría compuesto por Bosch, Continental, ZF Friedrichshafen, Autoliv y Delphi. Según Gareth Owen, autor de la investigación, Bosch –que ya suministra a Google y Tesla- sería el proveedor mejor colocado para acceder a importantes contratos de suministro cuando los vehículos autónomos se empiece a fabricar en masa.

El estudio concluye que el aumento de la integración de los sensores conducirá a un incremento de la seguridad y la confiabilidad de los sistemas, a la par que la estandarización de los componentes acelerará el proceso de adopción de estas tecnologías.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor